Compartir

Carlos De Feo, secretario general de la Federación Nacional de Docentes Universitarios (CONADU), habló sobre la situación de la paritaria docente para este año después de la reunión con el Ministerio de Educación, Cultura, Ciencia y Tecnología de la Nación. El salario docente para el 2018 cerró en un promedio de 25 puntos de aumento dividido en  cuotas, mientras la inflación para el periodo paritario fue del 41,6 por ciento. Los sindicatos docentes están solicitando el pago de la diferencia del 16 por ciento que se les adeuda.

“El Ministerio sigue dando vueltas y alega que no tiene presupuesto para hacer frente a esta diferencia. No estamos dispuestos a que el salario docente se vea perjudicado con esta pérdida”, comentó De Feo y responsabilizó a la mala gestión económica llevada adelante por el gobierno nacional: “Todos están ganando plata menos los trabajadores. El gobierno tiene que hacerse cargo de esa situación”, agregó.

El secretario general señaló que el plan político del gobierno es claro respecto de la educación pública y su intención de pasar el nivel superior al sector privado. Además advirtió: “Si no hay un aumento acorde con el desfasaje inflacionario, el comienzo de año en las universidades nacionales va a ser muy complicado. El año pasado hubo un nivel de movilización muy importante, lo que se juega aquí es la calidad educativa y el derecho a la educación superior”.

El horizonte de la disputa se definirá el 19 de febrero, en el próximo Plenario de secretarios generales. “Si seguimos así, se definirá un plan de lucha para que el gobierno entienda que no puede avanzar de esta manera sobre la dignidad del trabajo docente”.

Pasó en Caput