Compartir

El ex vicepresidente Amado Boudou conversó desde el penal de Ezeiza sobre su situación judicial y la impunidad del Macrismo. “Lo más importante es la revisión de las causas, porque si no esto va a ser un cuento de nunca acabar, como pasa con Lula“, afirmó.

Acerca de la muerte del juez Claudio Bonadio, el ex vicepresidente señaló: “En lo sentimental no me sucede nada, en el análisis es que hay un eslabón más en el sistema de utilización de la justicia para persecución política que no está. Es la servilleta de Corach y es la persecución al kirchnerismo. Yo recordaba como hablaban los grandes medios concentrados de la servilleta de Corach, eso muestra el cinismo y la hipocresía de la derecha, que cuando hay un gobierno popular se ponen locos e histéricos y hacen cosas como darle un hotel a una persona para que testifique en contra de otra”.

“Lo que contamos de los hechos se corroboró en cada una de las instancias judiciales”, expresó el ex ministro de Economía, y agregó: “Lo que nunca pensé es que iba a ser tan burdo. Es una causa armada en la cual yo no tengo nada que ver, y que se usó para tratar de que yo saliera de la política desde el año 2012. Pensaron que con la persecución y la cárcel podían doblar a algunos y sobre todo dar una lección a otros para que se porten bien“, sostuvo.

Lo más importante es la revisión de las causas, porque si no esto va a ser un cuento de nunca acabar, como pasa con Lula. Acá lo que necesitamos es que el sistema de administración de leyes se haga cargo de la situación y revise las causas. Hay un marco de impunidad para Macri y su equipo muy fuerte; a nosotros el primer día nos quitaron la posibilidad de salir del país. La impunidad es la de Macri y sus ministros, los ricos no piden permiso. La impunidad de macrismo es otra prueba de nuestra persecución“, concluyó.

Pasó en Caput #LauraALas12