Compartir

El economista Ricardo Aronskind analizó las negociaciones que se están dando a nivel provincial y nacional: “Volvemos a estar en una situación en que la opinión pública de nuestro país recibe como información la mirada de los acreedores externos”.

Sobre el enfoque de los medios hegemónicos en relación a la deuda de la provincia de Buenos Aires, Aronskind opinó: “lo que me preocupa muchísimo es que volvemos a estar en una situación en que la opinión pública de nuestro país recibe como información la mirada de los acreedores externos. Estamos en el mismo punto que estábamos en el 2000/2001 cuando con el tema del riesgo país le lavaban el cerebro colectivamente a los argentinos“.

“La directora del FMI, Kristalina Georgieva, ha hecho declaraciones muy positivas, comprende mucho más el tema del crecimiento y el empleo, pero dependemos absolutamente de la voluntad y de la administración norteamericana. Uno no puede ir a una negociación diciendo: “Lo único que no puedo hacer es entrar en default”, ahí empezás perdiendo, porque puede llevar a que el gobierno termine firmando acuerdos que lo terminen asfixiando económicamente al país”, expresó el economista.

Asimismo, Aronskind afirmó: “Un default argentino, si se produce en estas condiciones donde el gobierno dijo hasta cansarse que quiere pagar en condiciones razonables y no te aceptan esas condiciones, el paso siguiente es pasar a un control económico mucho más alto para garantizar el funcionamiento de la economía. Si caemos en default la situación deja de ser normal, y exige que haya más control en las exportaciones, en la provisión de bienes y servicios a la sociedad”.

Pasó en Caput #ReportaCaput