El presidente de la Asociación de Propietarios de Carnicerías, Alberto Williams, afirmó que luego de los aumentos la carne se volvió “incomible” y los ciudadanos “no tienen el dinero para comprar todos los días”.

De acuerdo a un informe del Centro de Economía Política CEPA, los cortes de carne aumentaron en diciembre un 20 por ciento y el asado tuvo una suba interanual del 93 por ciento. Las subas ocurren en un momento de conflicto del gobierno con los representantes del sector agrario.  

A pesar de que el sector registró una suba en su producción y en la exportación, los precios siguieron en alza y con los índices de inflación, sumado a la pérdida del poder adquisitivo a fin de año se registró el consumo más bajo en cien años en nuestro país.

Alberto Williams afirmó que “no es normal” la suba constante de los precios de la carne, y que el incremento durante la primera semana de 2021 “fue una suba política”.  Además, demostró su preocupación por el rubro y remarcó que históricamente cuando se “subió de precio, nunca bajó”.

En comunicación con Fernando Alonso, el presidente de la Asociación de Propietarios de Carnicerías señaló que el aumento de precios es importante y por lo tanto la carne es “incomible” para las y los consumidores que “no tiene el dinero para comprar todos los días”. Por eso, lamentó que por la baja en las ventas dejó de ser rentable tener una carnicería y afrontar el año “va ser difícil” porque los precios “no van a bajar”.

Por último, Williams consideró que el gobierno “debería tener muchos controles” en todo el circuito productivo para evitar el aumento de precios repentinos sin que los costos hayan incrementado porque «está muy descontrolado».

Pasó en Caput #ReportaCaput