Compartir

La docente de la comunidad de Wakala-Lules por El Buen Vivir en Salta, María Estela Torres, describió la situación que atraviesa la comunidad respecto de las fuentes de agua en esa zona de la provincia: “Ha muerto mucho de nuestro ganado y si no crecen los ríos no tenemos para regar”, contó.

“Lamentablemente, nuestras tierras son codiciadas por las empresas inmobiliarias y el Estado, porque es donde están las principales fuentes de agua que van a la ciudad”, relató la docente de la comunidad de Wakala-Lules por El Buen Vivir, Maria Estela Torres, respecto de Ley de Propiedad Comunitaria Indígena

Asimismo, Torres describió el conflicto por el agua que vive la comunidad: “Estamos en juicio con una inmobiliaria que lleva el agua para los countries. Tratamos de llevar agua, porque es un derecho que tenemos. Lamentablemente el agua que se brinda a toda la comunidad es escasa para nosotros, no nos permite sembrar. Ha muerto mucho de nuestro ganado, que es pequeño, para nuestra subsistencia, pero que actualmente es lo mínimo que tenemos, y si no crecen los ríos no tenemos para regar”. 

“Hace poco que estamos organizados, desde 2006 tenemos personería jurídica nacional. Siempre ha habido muchas mujeres en la comisión. Tratamos siempre de rescatar y fortalecer todo lo que hacen nuestros ancestros, los tejidos, las ollas para cocinar, los alimentos, la siembra, los momentos de unión o ritual”, explicó. 

Además, destacó la importancia del avance en discusiones de género: “Particularmente para fortalecer nuestros derechos, ya que en las comunidades también hay violencia de género, lo debemos reconocer y trabajar para eso. Fortalecer a las mujeres, llevar un poco de prevención para que podamos salir adelante, y capacitarlas también. Yo tuve oportunidad de estudiar un poco más, pero hay muchas que no lo pueden hacer”. 

Pasó en Caput #VocesdelosTerritorios