Compartir

“Todo lo que sale del peronismo, ya estaba en el aire, uno condensa todo eso que se está hablando en un libro o en un sistema de ideas. Este año salieron varios libros sobre peronismo, finalmente ha dado mucho literatura, a favor y en contra. Lo que agrega el peronismo es un género que es casi cultural, atraviesa las artes. Es un momento donde la propia ideología y doctrina excede lo político y se mete en lo estético”, afirmó el escritor y guionista Pedro Saborido analizando la creación de su libro y el fenómeno de la literatura peronista, en conversación con Edgardo Mocca.

Asimismo, Saborido se refirió a la construcción en torno a la inexplicabilidad del peronismo: “Esa imposibilidad es muy seductora, pertenecer a algo que no se puede explicar, que no tiene un mapa para que el otro llegue. Es un momento de elitismo del peronismo. Si una persona se acerca a preguntarte y la despreciás, con la idea de que es un sentimiento y no se puede explicar, se pone al objeto en un grado superior a cualquier forma de racionalidad. En realidad lo que hay es una pereza de la razón para poder explicar”.

Agregó además que esto se ve contrapuesto por el sector que no desea entender al peronismo: “’Lo niego porque no lo entiendo. Como no lo entiendo, no lo respeto’. El mismo mecanismo se podría tener con algunas derivadas matemáticas, porque no las entiendo. Es un acto de soberbia de la ignorancia. Frente a cualquier situación donde uno no entiende,  hay dos salidas: que uno se sienta en falta y quiera comprender, o quien lo rechaza por esa razón. El peronismo asume esa inentendibilidad como parte esencial de su identidad

Sobre la posibilidad de escribir un segundo tomo de su libro “Una historia del Peronismo”, expresó: “Yo tenía la idea de ser conclusivo, pero no se puede ser conclusivo con el peronismo. Una parte de haberlo pensando es entender que el peronismo se puede convertir en algo que los peronistas abandonen, como sucedió con el menemismo. El peronismo se puede negar a sí mismo para sobrevivir”.

“Los progresismos muchas veces se sienten más cómodos en la demanda, pero es lo que ahora van a tener. El reclamo conservador hoy está movilizado, es fuerte y penetra. Es interclasista y transversal. El kirchnerismo renueva al peronismo, lo restablece y lo ponen a correr límites de lo posible, aparecen cosas que vos no pensabas”, cerró. 

Pasó en Caput #CafeMocca