Compartir

La Corte Suprema de Justicia decidió analizar los pedidos de las defensas en el marco de la causa por irregularidades en la obra pública conocida como “Vialidad” en la cual está acusada la ex presidenta, Cristina Fernández de Kirchner. “Lo que hizo la Corte es lo correcto. En un juicio tenés que poder defenderte y la manera es través de la prueba. ¿Cómo van a hacer un juicio sin la prueba autorizada? Son las malas prácticas de los tribunales durante el macrismo”, aseguró al respecto la abogadaGraciana Peñafort.

Tras la decisión de la Corte Suprema de analizar los pedidos de las defensas en el marco de la causa por irregularidades en la obra pública conocida como “Vialidad”, en la cual está acusada la ex presidenta, Cristina Fernández de Kirchner, la abogada Graciana Peñafort afirmó: “El juicio a Cristina es algo que todo el mundo iba a estar mirando. El tribunal se encontró con que iba a ser desnudado en sus arbitrariedades y que elevaron a juicio una causa que no estaba para hacerlo”. “Lo que hizo la Corte es lo correcto. En un juicio tenes que poder defenderte y la manera es través de la prueba. ¿Cómo van a hacer un juicio sin la prueba autorizada?”, se preguntó Peñafort.

Asimismo, remarcó: “La principal prueba era la declaración de Leonardo Fariña. La Corte, con este proceder, protegió al Poder Judicial que viene actuando mal. Dijeron que no se produjo la prueba que pidió la defensa, si continuaban con el juicio iba a quedar expuesto cómo durante tres años han hecho juicio sin derecho a defensa”.

Sobre el pedido de juicio político al ministro de Justicia, Germán Garavano, aseveró: “Yo no estoy de acuerdo con el pedido de juicio político, porque hacen falta más testimonios validados judicialmente. No importa quién sea la persona afectada. La presunción de inocencia se tiene que respetar en todos los casos”. “Todavía no ha habido una investigación real sobre lo que sucedido con Rozanski y Fariña como para utilizarlo en su contra. Las garantías constitucionales son las mismas en un juicio político que en un juicio normal. Hacerle juicio político con unos audios de una conversación sin investigar no es el Estado de derecho, es un Estado persecutorio: Merecen respeto porque son personas, sean mis defendidos o Garavano” cerró Peñafort.