Compartir

El presidente del bloque de diputados del Partido de los Trabajadores, Paulo Pimenta, pidió “reservar un lugar” para Lula Da Silva en la asunción de Alberto Fernández el 10 de diciembre, ya que “con certeza estará ahí” para “agradecer el cariño del pueblo argentino”.

Tras el fallo del Supremo Tribunal de Justicia, que determinó que ningua persona puede ir a prisión sin que antes se resuelvan todos los recursos presentados, Pimenta adelantó está mañana que “en cuestión de horas” el expresidente será liberado.

“Estamos muy felices y sensibilizados con las manifestaciones de el apoyo y cariño del presidente electo y de todo el pueblo argentino”, agregó.

Pasó en Caput. #ReportaCaput