Compartir

Luego de que Axel Kicillof contara que “ahora hay gente que se dedica a vender droga porque se quedó sin trabajo” y la ministra de Seguridad, Patricia Bullrich, señalase que el candidato a gobernador por el Frente de Todos, “busca convertir a la provincia en una zona liberada”, el padre Juan Carlos Molina y ex titular titular del Sedronar, sostuvo que “Axel tiene toda la razón: acusarlo de apología del delito porque muestra una realidad es un eslogan de campaña, y es lo que hicieron en estos años”.

Yo quisiera que me dieran el nombre de un solo narco que hayan metido en cana, de los grande narcos como dice la ministra. Hay que salir a desmentir sus palabras, las cárceles están llenas de pobres y perejiles con el narco: quienes andan en el menudeo, los que tiene dos porros en el bolsillo o dos planta en su casa”, afirmó el  ex secretario del SEDRONAR, Padre Juan Carlos Molina, sobre los dichos de la ministra de Seguridad, Patricia Bullcrich. Agregó además: “Miren las fotos de las últimas incautaciones, son invernaderos de planta de cannabis que terminaron siendo dos macetas. Da vergüenza ajena que estén secuestrando dos plantas, que aparte son truchas. Me parece importante reflejar que mienten y nos tragamos la mentira”.

“Axel tiene razón, esto no es de ahora, es de hace mucho tiempo. Cuando la economía no funciona o salís a cartonear, o salís a revisar tachos de basura, o a hacer diez changas, o salís a vender droga. Los narcotraficantes están al acecho para ver cuantos pueden captar para vender”, afirmó Molina sobre la realidad de los barrios ante la crisis económica: “Algunos fugan guita, otros están de los dos lado del mostrador y otros se meten en los arrieros a vender droga”.

Las adicciones y el narcotráfico son un problema de salud social: ni presos ni internados, sino restauraron las redes sociales que se han roto. No funcionan las escuelas, los barrios, los clubes barriales, no hay laburo y no hay comida. La leche subió más que la inflación, tenés que ver de dónde sacas un mango para darle de comer a tus pibes. Apología del delito es lo que hace la ministra estigmatizando y criminalizando a los que viajan en tren. Apología del delito es cuando criminalizar a los trabajadores”, aseguró Molina sobre las condiciones que llevan a la venta de droga en los barrios. 

Además, Molina relató: “Avalo lo que dice Axel porque siendo secretario de SEDRONAR me encontré con una mujer que trabajaba de empleada doméstica de Recoleta, se tomaba tres colectivos le pagaban muy poco y no la tenían en blanco. Le ofrecieron cuidar un ladrillo de cocaína que lo guardaba debajo del colchón y podía quedarse en su casa cuidando a sus hijos, ayudándolos con la tarea y ganaba cuatro veces más. Entonces ¿qué va a elegir esa mujer? Si la opción que le damos es que al tomarse el tren le puedan pedir el DNI, dejarlos demorados cuatro horas, que pierden el presentismo y todo porque tiene el color de piel más oscuro; es muy fácil al opción”. 

Las drogas son un negocio para el que la fábrica, la vende y la cura, es el gran negocio del mundo y se están metiendo en nuestro barrios. Axel tiene toda la razón, acusarlo de apología del delito porque muestra una realidad es un eslogan de campaña, y es lo que hicieron en estos años: con el hambre cero, con la lucha contra el narcotráfico, con que no te vana dejar sin trabajo, todo ha sido un eslogan de campaña y ahora se dedican a eso”, cerró Molina.

Pasó en Caput #LaRectaFinal