Compartir

La dirigente social Milagro Sala, privada de su libertad hace tres años por el gobierno de Gerardo Morales, anunció que está meditando escribir un libro con sus memorias. Además, le pidió al pueblo: “Militemos incansablemente estos últimos cinco meses. Porque hoy no es Milagro, no es Cristina: es la patria. Hay que poder reconstruir nuestra patria”.

En relación con la situación vivida por Julio de Vido en la cárcel de Marcos Paz, donde están sin suministro de agua desde hace tres días, la dirigente social contó la situación de sus compañeras en el penal de Alto Comedero: “A veces también están sin agua, las maltratan mucho por haber formado parte de la Tupac Amaru; pero mis compañeras están muy fuertes, tienen en claro que son presas políticas y que esto se termina cuando se vayan estos tipos que nos gobiernan”.

“Hay otros que están mucho peor que uno: no están en la cárcel pero tienen la condena de la miseria, del hambre, que por su color de piel los discriminan. Y ellos siguen enriqueciéndose en grupos muy chicos”, aseguró Milagro.

Asimismo, remarcó que las encarcelaciones que viven ella, sus compañeros y compañeras son castigos ejemplificadores: “Nosotros hemos demostrado que es posible un mundo mejor, y de manera práctica. Le demostramos a los pibes que si estudiaban y trabajaban, iban a poder tener lo que anhelaba: irse de vacaciones, comprarse las zapatillas que querían. Lo hemos demostrado, hay muchos que ya saben que era posible un mundo mejor. Eso es lo que no nos perdona el poder: lo que hicieron conmigo es un castigo, pero lo volvería a hacer de nuevo y con mucha más fuerza”.

Pasó en Caput. #YendoDeLaCamaAlLiving