Compartir

Tras el cierre de 21 escuelas secundarias nocturnas, los gremios docentes realizarán este miércoles un paro y se movilizarán para reclamar al Ministerio de Educación porteño. Denuncian ajuste y anticipan que en 2019 habrá nuevas medidas de fuerza.

Los gremios docentes realizarán este miércoles un paro y se movilizarán al Ministerio de Educación de la Ciudad para rechazar una resolución del Gobierno de Horacio Rodríguez Larreta que cerró 14 escuelas secundarias nocturnas y una decena de cursos en liceos y bachilleratos.

El secretario general de Ademys, Jorge Adaro, detalló que son 21 las escuelas que se cerrarán de manera total o parcial. La resolución fue firmada el jueves pasado por la ministra de Educación porteña, Soledad Acuña, y fue anunciada a los docentes y alumnos el viernes.

Adaro analizó que el cierre de escuelas nocturnas y cursos va en línea con un plan de ajuste educativo en la Ciudad, y recordó que este año se avanzó con la UNICABA, que les quitará presupuesto a los 29 profesorados de formación docente. “Se profundizó la falta de vacantes, van por el cierre de los maternales y la liquidación del sistema educativo”, enumeró.

Según Adaro, el Gobierno porteño no esgrimió ningún argumento concreto. “Aseguran que los planes de estudio son viejos. Si esto fuera cierto, debieran convocar a la comunidad para elaborar un nuevo sistema de escuelas comerciales”, remarcó el sindicalista.

“Hay más de 1.000 docentes afectados, esto se va a notar más el año que viene. También hay una cantidad muy importante de alumnos, son escuelas que atienden a una población que no está en las mejores condiciones para estudiar, porque trabajan o deben colaborar con la familia y estudian de noche”, describió Adaro, quien puntualizó: “Es la exclusión del sistema educativo”.

UN 2019 CONFLICTIVO

El sindicalista advirtió que el próximo año será complejo no sólo por la discusión salarial, sino además porque plantearán un plan de lucha para enfrentar, entre otros aspectos, la falta de vacantes, la UNICABA y el cierre de cursos y escuelas secundarias.

“En este contexto no hay inicio de clases en 2019. En febrero haremos asambleas para definir de manera más acabada cómo será eso. Vamos a plantear un plan de lucha para enfrentar esta política, es una cuestión de supervivencia del sistema educativo”, consideró.