Compartir

Los distintos organismos nacionales de investigación en ciencia y tecnología llaman a movilizarse el miércoles 17 de abril a las 17 hs desde el Palacio Pizzurno a Plaza de Mayo. Giselle Santana, secretaria gremial de la Junta Interna de ATE en el INTI, expresó: “Hay una política de abandono de cualquier posibilidad de desarrollo científico tecnológico productivo soberano. No es un problema de nombre de ministros o secretarios, es una política del gobierno nacional”.

“Cuando se hicieron públicos los ingresos en Conicet, que son despidos en realidad y la imposibilidad de los investigadores e investigadoras de ingresar a carreras, y frente a la manifestación en el ex Ministerio de Ciencia y Tecnología decidimos juntarnos y seguir coordinando acciones todos los organismos que estamos atravesando la misma situación”, explicó Giselle Santana, secretaria gremial de la Junta Interna de ATE en el INTI sobre la movilización planteada para el miércoles 17 de abril desde el Palacio Pizzurno (Pje. Pizzurno 935) a Plaza de Mayo en una marcha de antorchas.

“Desde que asumió Macri hubo despidos masivos, desmantelamiento y  privatización de líneas de trabajos, desguace de nuestros institutos. Queremos mostrar la unidad que se construye desde abajo, desde los trabajadores y trabajadoras de ciencia y tecnología”, afirmó Santana.

Hay una política de abandono de cualquier posibilidad de desarrollo científico tecnológico productivo soberano. No es un problema de nombre de ministros o secretarios: es una política del gobierno nacional”, remarcó Santana sobre el conflicto presupuestario del área. “El FMI no permite que haya presupuesto para la producción científico tecnológica, se desfinancian todos los programas que se llevaban adelante. Es un cientificidio”, aseveró y agregó: “Tenemos el presupuesto un diez por ciento menor que el del año pasado, sin contar el 50 por ciento de inflación de 2018  y la que se vaya a acumular este año: no hay con qué trabajar”.

Asimismo, resaltó que la situación no es solo compleja para investigadores: “No afecta solo a los trabajadoras y trabajadoras, sino a la industria nacional. Se deja a la población indefensa para que hagamos los controles para que consuman de manera segura”.

Además sobre la persecución política que reciben por parte de las autoridades nacionales: “Seguimos denunciando la persecución de representantes sindicales, por mantener un nivel de organización y la respuesta es cada vez mas policía, mas seguridad privada, más cámaras, la amenaza implícita a la posibilidad de organizarse y manifestarse”.

Pasó en Caput #LaRectaFinal