Compartir

El candidato a intendente de Morón por el Frente de Todos, Lucas Ghi, señaló que no se puede diferenciar la gestión de Ramiro Tagliafero de la de María Eugenia Vidal o Mauricio Macri, ya que “es producto de un modo de llevar adelante la gobernabilidad pública que no tuvo diferencias en esas tres instancias”.

“Tenemos entre 2000 y 2500 personas que fueron desempleadas en los comercios, porque cerraron o tuvieron que achicar el personal”, contó Ghi, y agregó que la gestión municipal, “lejos de contribuir a mitigar los efectos del modelo nacional, lo que ha hecho es agravarlo”.

El dirigente de Nuevo Encuentro resaltó que Tagliaferro “no tuvo políticas de inserción territorial, ni de promoción económica o productiva; aumentó de manera escandalosa las tasas y golpeó el bolsillo de las familias”. “Es difícil que la ciudadanía entienda que son proyectos políticos distintos”, agregó, respecto a la campaña ‘vecinalista‘ del jefe comunal, que intenta despegarse de Macri y de Vidal.

Quien fuera intendente entre 2009 y 2015 aclaró que cree que “está bien el Metrobús”, pero que hoy las prioridades deben ser otras. “Si las familias que están en situación de vulnerabilidad, dejaron de comer en sus casas, ¿te parece el momento de gastar 200 millones de pesos en una avenida? Eso es un emblema del divorcio entre las necesidades de la comunidad y la orientación que le dio al Estado el gobierno macrista en Morón”.

Pasó en Caput. #LaRectaFinal (Lunes a viernes de 12 a 14)