Compartir

La médica residente del Hospital de Niños Ricardo Gutiérrez, Elina de Bernardi, contó que el lunes tuvieron una reunión con la ministra de Salud porteña, Ana María Bou, pero “no hizo ningún compromiso formal”. “Nos invitaba a reglamentar la ley junto con ella, cuando lo que buscamos es ir en contra de los artículos de esta ley. Además ayer juró como legisladora, por lo tanto un compromiso no nos significa mucho”, expresó

La médica residente del Hospital de Niños Ricardo Gutiérrez, Elina de Bernardi, describió la ley sancionada en la Legislatura porteña que regula el trabajo de los y las residentes y concurrentes de la Ciudad de Buenos Aires: “Uno de los primeros artículos directamente no nos reconoce como trabajadores de la salud y establece un régimen de 64 horas de trabajo semanales con una remuneración que no es acorde, nos reduce las licencias y nos quita de las negociaciones de partidarios, entre otras cosas. Dice que somos profesionales en formación, no trabajadores. Llegamos a esta instancia a pedir que se vete la ley, que se haga marcha atrás con esta ley que precariza el trabajo de los trabajadores de la salud”.

“Estamos con un acampe en la Jefatura de Gobierno, exigiendo que Horacio Rodríguez Larreta tenga un reunión con los delegados de la Asamblea de residentes y concurrentes de la Ciudad. El lunes tuvimos una reunión con la ministra Bou, donde no hizo ningún compromiso formal. Nos invitaba a reglamentar la ley junto con ella, cuando lo que buscamos es ir en contra de los artículos de esta ley. Además ayer juró como legisladora, por lo tanto un compromiso no nos significa mucho”, relató De Bernardi.

Respecto de la actual legislación de su trabajo, de Bernardi explicó: “Actualmente estamos regidos por una ordenanza, esta ley nos precariza aún más las condiciones establecidas. Pero no se cumple nuestro trabajos en condiciones adecuadas. Somos profesionales recibidos, la mayoría formados en universidad pública, tenemos un título, rendimos un concurso para poder realizar este trabajo a la par de una especialización de posgrado para poder seguir formándonos. Día a día se vulneran nuestros derechos, dependiendo del hospital te tocan 24 o 48 horas de guardia. Es imposible que un profesional rinda y pueda atender bien”.

“Amamos nuestra profesión, elegimos esto, pero lo único que pedimos es que se nos reconozca para poder vivir dignamente, para poder comer y seguir adelante con nuestras vidas como cualquier trabajador”, cerró De Bernardi. 

Pasó en Caput #LaRectaFinal