Compartir

“El capital principal que tienen empresas como Facebook o Google es la información de las personas. Los datos personales son extremadamente valiosos, incluso para el mercado”, explicó la directora de la Fundación Vía Libre, Beatriz Busaniche, a partir del anuncio del Gobierno de la Ciudad de Buenos Aires sobre la implementación de tecnología de reconocimiento facial en las cámaras de vigilancia del subte.

“Hay muchas empresas que ya utilizan el reconocimiento facial, el ten years challenge que lanzó Facebook era para entrenar a las tecnologías de reconocimiento biométrico”, aseguró la directora de la Fundación Vía Libre, Beatriz Busaniche a partir del anuncio del Vicejefe de Gobierno, Diego Santilli, sobre la implementación de tecnología de reconocimiento facial en las cámaras de vigilancia del subte. Señaló, además, que “no estamos seguros qué alcances va a tener”.

“Este sistema está siendo probado en otros países, pero es descartado por ser extremadamente autoritario y tener un 90 por ciento de falla por falsos positivos”, afirmó Busaniche sobre el reconocimiento facial como herramienta para atrapar delincuentes. Además, explicó cómo funciona: “Para atrapar delincuentes hay que analizar la base de datos de todas las personas que pasan, es ficticio que se va a aplicar solo en las personas que tengan un prontuario. Todos tenemos un registro y esto se va a contrastar con la base de datos de Renaper”. “Los riegos de avances en la privacidad de las personas son gravísimos”, señaló Busaniche.

El capital principal que tienen empresas como Facebook o Google es la información de las personas. Los datos personales son extremadamente valiosos, incluso para el mercado”, remarcó Busaniche y agregó: “Esos datos están protegidos por la Constitución Argentina pero pueden ser puestos en manos de privados y en el mercado con un fin que desconocemos”. “Te hacen firmar un permiso de uso, eso se traslada a terceros y perdés el control de tus datos. Sobre todo porque no sabés cómo son cuidados”, aseveró.

Sobre las distintas implementaciones de tecnología referida a la seguridad, Busaniche aseguró: “Este es un Estado bobo que compra lo que le venden. Compran tecnologías para mostrarse eficientes en lo que es demanda pública”. Asimismo, sostuvo: “El problema es la hipótesis de que una sociedad controlada es una sociedad mejor; lo cual es una concepción abusiva y autoritaria de la ciudadanía. Eso han logrado con la propaganda de la doctrina de seguridad y la creación del miedo en la vía pública”.

Pasó en Caput.#LaRectaFinal