Compartir

“En las redes sociales están instando a la población para declararme persona no grata y a la violencia hacia mi persona”, afirmó el dueño de uno de los paradores que están junto al Lago Escondido, en Río Negro, Yuyo Brigues, quien es víctima de amenazas por parte de algunos pobladores por haber colaborado con la expedición al lago en el marco de una movilización por el libre acceso a las aguas. 

“Los pobladores que se oponen al ingreso de la quinta marcha por el acceso de Tacuifi, en el paraje El Foyel, están emitiendo algunos comunicados de amenazas por facilitar la logística, el agua o datos para que se realice la marcha”, relató el dueño de uno de los paradores junto al Lago Escondido, en Río Negro, Yuyo Brigues, quien denunció ser víctima de amenazas. Las mismas surgen a partir de la colaboración con la expedición al lago en el marco de una movilización por el libre acceso a las aguas; sobre esto agregó: “Están instando a la población para declararme persona no grata y a la violencia hacia mi persona”.

“La situación es calma por ahora, pero estoy esperando que se pronuncien distintas organizaciones que participaron de la marcha y el arco político, para que pongan un paño frío a este grupo que está envalentonado con las claras ideas de la gobernadora de Río Negro”, expresó Brigues, en diálogo con Nora Lafón.

Asimismo, se refirió al accionar de la gobernación en torno al conflicto. Brigues aseguró que la gobernadora de Río Negro, Arabela Carreras, “puso a las fuerzas de seguridad a disposición” y que “también el Poder Judicial jugó un papel importante a favor de Lewis”. “El poder político de la provincia a partir del 2011 siempre se respaldó en el poder económico de Joseph Lewis, que es un latifundista con mucho poder, como un Estado dentro de otro Estado”, afirmó Brigues.  

Pasó en Caput #EntreLoPublicoyLoPrivado