Compartir

“Para lograr revertir el resultado, tuvo que recurrir a medidas que siempre califican de populistas. Creo que de ese 40 por ciento hay mucha gente que la convencieron con sus promesas y mentiras, como que se había terminado el ajuste”, expresó el dirigente del Partido Piquetero, Juan Marino, respecto de la campaña de Juntos por el Cambio y el resultado de las elecciones.

El nuevo gobierno es el gobierno del pueblo, ese pueblo durante los últimos cuatro años estuvo manifestándose de forma masiva contra el gobierno actual, fue el que logró formar a través de muchos partidos y organizaciones el Frente de Todos, todas y todes. Un Frente que ganó en primera vuelta y eso es muy importante. En 2017, cuando el macrismo ganó con el 41 por ciento en las legislativas, se decía que había Macri para rato. Lo que había que hacer era unir políticamente lo que estaba unido en las calles, y se unió toda la oposición”, afirmó el dirigente del Partido Piquetero, Juan Marino.

Respecto del éxito en las elecciones del Frente de Todos, Marino expresó: “Es muy importante si lo comparás con Chile o Ecuador, la gran virtud es que logramos resolver la situación por vías políticas y a través de las elecciones”. “Lo más importante es terminar 2019 en paz y con alegría de haber ganado, por eso creo que el 10 de diciembre debe ser un gran festejo popular. Antes de discutir cualquier medida económica hay que discutir cómo va a hacer el nuevo gobierno para dejar en claro que tiene otras prioridades, que son los intereses populares”.

Asimismo, Marino se refirió a las operaciones mediáticas que están funcionando desde el 27 de octubre: “Vemos cómo tratan de generar divisiones en el Frente de Todos, salieron a hacer toda una campaña diciendo que Cristina había definido la gente del búnker y que Alberto se había juntado con Manzur contra Cristina. Todas esas especulaciones es un intento de meter una cuña y de ocultar que la crisis y las divisiones están del lado de Cambiemos”. Agregó, además, que “lo vimos en esta reunión ampliada de gabinete, donde los radicales decían que no había un liderazgo solamente desde el Pro; que va a haber que discutir. El Pro perdió la provincia de Buenos Aires, mientras el radicalismo gobierna Mendoza y Jujuy. Dentro del Pro hay internas muy fuertes, Vidal contra Marcos Peña, que intenta quitarle la culpa a Macri de la derrota y la crisis económica que generaron”.

Para lograr revertir el resultado, tuvo que recurrir a medidas que yo siempre califican de populistas. En medio de la campaña electoral, el ministro de Producción y Trabajo, Sica, salió a decir que los estaban obligando a hacer kirchnerismo: cuando pusieron el cepo, eliminaron el IVA y prometieron reducir las cargas impositivas a las Pymes. El macrismo tuvo que tomar posiciones del libreto de la oposición para tratar de remontar la elección, por eso creo que de ese 40 por ciento hay mucha gente que la convencieron con sus promesa y mentiras como que se había terminado el ajuste”, cerró Marino.

Pasó en Caput #LaRectaFinal