Compartir

El abogado y referente de la Coordinadora Contra la Represión Policial e Institucional (CORREPI) Ismael Jalil, celebró el “buen comienzo” de la gestión de la nueva ministra de Seguridad, Sabrina Frederic, y señaló que hay que “dejar de lado todo lo que fue el armado macrista, con (Patricia) Bullrich a la cabeza del aparato represivo del estado”.

Nueva relación con el Ministerio de Seguridad

El abogado contó que se reunirían con la ministra de Seguridad, Sabina Frederic: “Es una ronda de consultas que el Ministerio abrió con relación a los organismos que estamos vinculados a estas cuestiones de derechos humanos. Decidimos participar de esta ronda en tanto y en cuando advertimos que las medidas que se han tomado responden a parte de nuestra agenda”.

“También creemos que más allá del buen comienzo, es necesario profundizar para que realmente en la práctica se demuestre la importancia de dejar de lado todo lo que fue el armado macrista, con Bullrich a la cabeza del aparato represivo del estado”.

“La nueva disposición cambia ahora el tema de hacer hincapié en el legítimo ejercicio de un deber. Bullrich reemplazó el concepto de legítima defensa por el ejercicio de un legítimo deber. Esto implica que antes tenía un límite, porque para que haya legítima defensa debe haber necesidad racional en el medio que se emplea”.

“Si no hay eso, desaparece la legítima defensa. Imponer el legítimo ejercicio de un deber es que si alguien está afectando la propiedad privada, se responde, y si lo hace tiene una justificación, que es haber cumplido con su deber“.

Inseguridad

“Lo que resuelve el problema de la inseguridad es establecer una sociedad con patrones de vida mucho más justos. En 1400 días de gestión macrista hubo 1803 muertos, más de un muerto por día en manos del Estado“, concluyó.

Pasó en Caput #ReportaCaput