Compartir

Los padres de David, un niño de 4 años de La Plata, denunciaron que IOMA, la obra social de los empleados públicos bonaerenses, se niega a cubrir un implante bilateral coclear que daría una solución a las limitaciones auditivas de su hijo, y aseguraron que de postergarse la intervención el menor podría perder también el habla. “La red neuronal sobre la que trabaja el implante se desarrolla hasta los seis años. De no realizarse ahora, perderíamos la ventana para solucionar su problema auditivo”, explicó Javier González, padre del niño.

“La neuroplasticidad es cuando el cerebro realiza la red neuronal entre ambos oídos y eso se cierra a los seis años aproximadamente. A partir de ese momento David podría quedar sordomudo”, afirmó Javier González sobre la importancia de poner ambos implantes en simultáneo en niños y niñas menores de seis años, y agregó: “Una vez que te ponen los implantes, tenés la herramienta para generar esa red neuronal. Cuando se opera hay un año y medio de rehabilitación para que esa red se genere. Entre que IOMA autoriza la operación, más lo que tardan en importar el implante, más esa rehabilitación, quedamos al borde de la ventana de la operación”.

Respecto de la negativa de IOMA para realizar la operación, González relató: “Tienen una reglamentación interna que es del Ministerio de Salud: te dan primero un implante y después el otro. Esto tiene que ver más con lo económico que con otra cosa. La operación más los dos implantes sale 65 mil dólares”. “Esta política de la obra social tiene sentido en personas mayores donde la red neuronal ya está generada, pero en un niño es de vital importancia que implantes los dos al mismo tiempo”, aseguró González.

“IOMA dice que te dan uno por qué con eso se cubre el 80 por ciento de la audición y además se preserva el otro oído para futuros adelantos de la ciencia. Van en contra de todos los especialistas en otorrinolaringología. El cerebro triangula los dos oídos con la dirección del sonido. En el oído no implantado el nervio se atrofia en los niños”, resaltó Javier González sobre la importancia de equipar a los niños y niñas con ambos implantes.

Además, informó que van a presentar un recurso de amparo en la justicia y que son optimistas porque suelen fallar a favor de los pacientes. Por el momento, publicaron una petición en internet para hacer oír el reclamo.