Compartir

El coordinador de la Comisión de Economía dentro de la Convención Nacional de la Union Civica Radical (UCR), Miguel Ponce criticó la gestión de la alianza Cambiemos y habló sobre la importancia de que el radicalismo tenga candidatos propios. Aunque aseguró que no descarta una fórmula combinada con el peronismo. Lavagna – Alfonsín es una fórmula posible”, dijo.

“Las contradicciones aparecer en la superficie. Le quitan la devolución del 15% a los jubilados y aparecen subsidios a empresas de energía por pérdida de rentabilidad”, declaró el coordinador de la Comisión de Economía de la Convención Nacional de la UCR, Miguel Ponce. Comentó que desde la Comisión entregaron al Fondo Monetario Internacional un informe con un análisis del cuadro situacional en el que se encuentra Argentina. “Hay sobreactuación en el cumplimiento de metas por parte del gobierno, lo cual debe notar el FMI mismo, por el impacto social que estas medidas tienen”, agregó Ponce. Remarcó, la falta de representatividad en el debate con el Fondo y afirmó: “Dujovne es más el hombre del Fondo ante el gobierno que el hombre del gobierno ante el Fondo”.

Al respecto de la situación dentro de la Unión Cívica Radical dijo que una de las mayores debilidades es que aquellas exigencias democráticas que tienen hacia afuera, las tienen hacia adentro; rasgo que les jugó en contra a la hora de decidir la alianza política en el año 2015. “Todo el contrato vinculado a una alianza electoral se hizo mal, no generó una alianza de gobierno. El radicalismo no gobernó”, aseguro Ponce. “Nuestra crítica es hacia la conducción de la UCR, exigimos que reúnan a la Convención. Si no lo hacen y ratifican las alianzas de manera fáctica, vamos a judicializar”, aseguró el coordinador.

“Todos los indicadores económicos y sociales están peores que en diciembre de 2015 cuando asumió Macri. Todos los temas a resolver se han agravado y se han agregado otros”, dijo Ponce sobre el estado actual del país. Mencionó entre los indicadores: el aumento de la desocupación por arriba de los dígitos y la grave crisis económica producto del endeudamiento desmedido. “La salida necesariamente implica un acuerdo político, económico y social. Necesitamos una agenda rápida en el parlamento, de salvataje al empleo. Pero a largo plazo debe trascender al próximo gobierno y comenzar por una profunda reforma impositiva”, expresó Ponce.

Frente a las inminentes elecciones aseguro: “De cambiemos no me interesa el planteo que se vaya a armar, hay que construir un planteo de mayorías y el radicalismo tiene que ir con candidatos propios”. Entre los posibles candidatos nombró a Martín Lousteau y Ricardo Alfonsín. Pero no descarto un posible espacio que pueda llevar a un Lavagna – Alfonsín. “Es una fórmula posible”, aseguró Ponce.