Compartir

El ex ministro de Planificación de Néstor y Cristina Kirchner, Julio De Vido, anunció que ha “iniciado una protesta de no recibir los alimentos que provee el Servicio Penitenciario Federal”. “Si sigue la obstinación del Tribunal Oral Federal 7 de no aplicar el artículo 210 del Código Procesal Penal, agudizaré y profundizaré las medidas”, señaló.

“El 17 de diciembre Paco Olveira va a empezar un ayuno y lo que corresponde es acompañarlo”, afirmó de Vido. El cura de la Opción por los Pobres había contado que realizaría esa huelga de hambre por tres días para “reclamar a la Corte Suprema que ponga en práctica lo que el Presidente de la Nación dijo con tanta claridad en el discurso inaugural: Nunca más a la persecución judicial, al armado de causas, a utilizar a los medios de comunicación y al Poder Judicial y a la AFI para perseguir”.

El Tribunal Oral Federal 7 falló en contra del pedido de excarcelación de la defensa de De Vido, que había argumentado la “inviabilidad de las prisiones preventivas que no tienen peligro de fuga ni de interferir en la investigación, porque se supone que ésta está terminada”, algo que fue definido por la Comisión Bicameral de Monitoreo e Implementación del Código Procesal Penal Federal.

Además, el ex diputado nacional criticó la reelección de Martín Irurzun al frente de la Cámara Federal: “Es un desafío, una provocación al mensaje de Alberto Fernández poner a ese sinvergüenza y delincuente como presidente de los tribunales de apelaciones”. “Además tenemos jueces en las Cámaras de Apelaciones como (Pablo) Bertuzzi y (Leopoldo) Bruglia que fueron puestos por decreto por Macri ahí. Con un decreto se saca a otro, así que si el Presidente de la Nación quiere cumplir lo que dijo, tiene que poner en práctica el decreto”.

“Sacar las rejas de Plaza de Mayo es un hecho simbólico. Ahora hay que sacar las rejas del hambre, las rejas de los presos políticos, como el caso de Milagro Sala, de Amado Boudou, el mío, el de empresarios nacionales”, señaló, y aclaró que “no alcanza con intervenir la AFI”. “Hay que tener una política firme en el control irrestricto y absoluto en el marco de una aplicación muy severa y estricta de una reforma del Poder Judicial”, puntualizó.

“La intervención se está demorando en el tiempo. Ya pasaron cuatro días, no podemos estar demorando y tener a (Gustavo) Arribas y a (Silvia) Majdalani ahí en el organismo, porque no han nombrado a nuevas autoridades. El tiempo nos arrolla, ¿cuánto más vamos a esperar?”, dijo el ex ministro.

Pasó en Caput. #IdentidadColectiva