Compartir

Diferentes organizaciones sociales fueron reprimidas al querer instalar una carpa social el martes 9 de Julio en el Obelisco con el fin de visibilizar la situación de miles de familias que se encuentran en situación de calle. Hubo forcejeos con la Policía de la Ciudad, y entre gases lacrimógenos detuvieron a dos jóvenes. “Los funcionarios deberían preguntarse por qué tantas personas no quieren ir a los refugios”, afirmó la referente de la Confederación de Trabajadores de la Economía Popular (CTEP), Jackeline Flores, y agregó: “No tienen amor, tienen un desprecio terrible por la pobreza”.

Después de la represión a una carpa que pretendía instalarse en el Obelisco, la referente de CTEP, Jackeline Flores, relató: “A partir de nuestro relevamiento son más de siete mil las personas que viven en la calle. Nosotros nos tenemos que hacer cargo de generar ollas, un circuito para sostener la demanda que recibimos. Lo que queríamos denunciar ayer, que generó tanto odio, es la situación extrema de los paradores. Los funcionarios deberían preguntarse por qué tantas personas no quieren ir a los refugios. Denuncian que hay maltrato, violaciones, porque no hay comida de calidad, ni frazadas y baños en funcionamiento, ni control de enfermedades, porque desmembraban a las familias. No tienen amor, tienen un desprecio terrible por la pobreza”.

Sobre la situación de la represión, Flores aseguró: “Nosotros pretendíamos armar la carpa refugio, no la pusimos a la fuerza porque esperábamos el permiso. No somos violentos, siempre que hemos llevado adelante actividades para reclamar por los derechos negados lo hemos hecho sin violencia. Recibimos muchas donaciones en la CTEP y por eso organizamos esto. Hay un video donde se ve que la guardia urbana nos roba los colchones, por eso detienen a estos jóvenes que estaban desesperados por uno. No hicimos nada: pusimos un gazebo, nuestras banderas y traer las ollas”. Además meditó: “Cuando una persona viene a comer a una olla popular es porque la desesperación es extrema. Nosotros no perdimos la dignidad. No hay justificación para tanta violencia”. 

“Hoy nuestro secretario general de la Ciudad de Buenos Aires, Rafael Klejzer, se va a reunir con el gobierno porque ayer fallaron: nos reprimieron y no hicimos nada. Nunca hicimos nada, no merecemos una represión. La ciudad también nos pertenece, no merecemos tanta violencia. Necesitamos discutir y queremos discutir políticas públicas”, cerró Flores.

Pasó en Caput #ReportaCaput