Compartir

“La forma de gobernar que adopta Bolsonaro es de polarización, pero como no muestra resultados, se fortalece con un enemigo externo; Pero si Alberto Fernández negocia con las automotrices de México eso, es muy malo para la economía brasileña”, afirmó la periodista de Diálogos del Sur, Vanessa Martina Silva sobre las declaraciones del presidente brasileño Jair Bolsonaro respecto del presidente electo argentino, Alberto Fernández.

Esta moción que fue aprobada por Eduardo Bolsonaro en la Comisión de Relaciones Exteriores tiene un efecto más de delimitación política y posicionamiento del gobierno, no tiene una función práctica. Esa comisión está totalmente controlada por la gente de Jair Bolsonaro, y están con un pensamiento muy peligroso porque genera una polarización con un aliado comercial muy importante como Argentina”, expresó la periodista de Diálogos del Sur, Vanessa Martina Silva sobre la moción impulsada en repudio al presidente electo de Argentina, Alberto Fernández, por pedir por la libertad de Lula Da Silva.

Asimismo, agregó que “la forma de gobernar que adopta Bolsonaro es de polarización, pero como no muestra resultados se fortalece con un enemigo externo. Como Venezuela no está funcionando, ahora va por Argentina; Pero si Alberto Fernández negocia con las automotrices de México, eso es muy malo para la economía brasileña. Bolsonaro no gobierna pensando en la economía, sino en las fake news”. “El gobierno pone a la venta lo que es el mejor recurso brasilero, que es el petróleo y nadie quiere comprarlo. Los financistas no quieren poner plata en Brasil porque tienen miedo”, afirmó la periodista sobre el accionar de Jair Bolsonaro.

Los avances en la causa de Marielle están brindando información muy cercana a presidente Bolsonaro. Ante eso, notificaron para detener a Dilma Rousseff sin pruebas, para evitar que interfiera en la investigación, cuando nunca lo hizo. Un ministro de la Justicia Federal impidió que esto suceda. Ayer Lula dijo en una entrevista que antes de ayer la Policía Federal ingresó a su celda para tomar declaraciones a las 6 de la mañana, cuando ya está detenido y no hace falta una acción de coerción de ese estilo. El operativo de detener a Dilma y cohesionar a Lula es para cambiar el tema, cuando estamos hablando de Marielle Franco”, relató Silva sobre el esfuerzo que está haciendo el gobierno de Bolsonaro para desviar la atención de las sospechas de su participación en el asesinato de la concejal de Río de Janeiro.

“Acá se dice que la campaña electoral no acabó, pero hay un desgaste notable, el tejido social está rompiendo y intentan presionar todavía más. Hay un aumento en la pobreza y la miseria, que no veíamos hacía décadas. Hay mucha gente viviendo por debajo de la línea de la pobreza. Bolsonaro ante esto no tiene una respuesta porque no tiene un plan económico, sino que su plan es vender todo”, cerró Silva.

Pasó en Caput #LaRectaFinal