Compartir

El Secretario General de ATE Capital, Daniel Catalano, viajó a Bolivia junto a una delegación argentina integrada por referentes de distintos ámbitos. “Encontramos un pueblo muy lastimado, una democracia que está en terapia intensiva, un marco institucional vulnerado, una defensora del Pueblo hostigada y perseguida por los grupos de choque y un partido como el MAS que está atravesando una crisis con la intervención que hace el gobierno sobre sus militantes y ex funcionarios”, describió.

Los fiscales no aceptan denuncias de ningún tipo. Cuando llegamos a encontrarnos con la Asamblea Permanente de Derechos Humanos de Bolivia, no tenían la estructura ni la capacidad para tomar denuncias”, relató Catalano, y agregó que cuando llegaron a la parroquia donde tomaron las declaraciones “había cientos de bolivianos y bolivianas que abrazaban a la comitiva porque necesitaban denunciar, no tienen dónde decir lo qué les pasó a ellos y a sus hijos e hijas”.

Asimismo, el gremialista graficó el nivel de violencia que se vive en Bolivia: “Hay dos chicas que no se animaron a venir porque las golpearon y las hicieron arrodillar y lamer las botas de todo el pelotón; Son secuencias inhumanas que tienen que cesar en Bolivia. Por eso queríamos traer el relato del pueblo boliviano que sufre hoy la dictadura. No es importante lo que le pasó la comitiva, sino el relato que traemos”. “Desde los helicópteros tiraban ráfagas de balas, las paredes hablan en Bolivia y son testimonio de esas balaceras. Donde están esos testimonios no se puede registrar nada, porque está el ejército para vigilar que nadie filme ni saque fotos”, agregó Catalano.

“Mañana se hará la presentación del relato global, y en quince días se hará la presentación oficial con todos los testimonios y denuncias”, cerró.

Pasó en Caput #ReportaCaput