Compartir

La secretaria de Gestión y Empleo Público de la Nación, Ana Castellani, destacó que el decreto 788/19 firmado por Macri establece un régimen que “involucra a 3 mil personas. Lo que nosotros ponemos en suspenso es la parte que decía que a partir del 1º de enero iban a cobrar muchísimo más. Entendemos que en esos casos hay personas que vienen de carrera, pero hay muchas otras que no, que entraron recientemente”.

El decreto lo que hace es homologar un acuerdo paritario de julio de este año, donde se establece un nuevo régimen para la alta dirección pública, no designa personal sino que crea un sistema, o régimen distinto al existente hoy en la carrera pública. Para aquellas personas que hoy se desempeñan como directores o coordinadores, la tercera línea de la gestión pública, que serían más o menos 3 mil”, explicó la secretaria de Gestión y Empleo Público de la Nación, Ana Castellani, sobre el Decreto 788/19

Respecto de esta tercer de línea dentro del Estado, Catellani resaltó: “Esta línea fue muy abultada durante la gestión de Cambiemos, si bien su discurso fue la austeridad, existía una ampliación de cargos jerárquicos, y la expulsión de cargos menores. Para esas personas, a partir del 1º de enero, implica salarios más altos, condiciones de acceso más fáciles, con requisitos más laxos y una condición donde, si se modifica la estructura y desaparece esa dirección, hay que indemnizar porque se le otorgan cinco años de estabilidad en el puesto”.

Asimismo, expresó que “ese régimen está haciendo mucho ruido con respecto al existente, genera dos capas distintas con criterios distintos y retribuciones muy distintas que, además, implica una carga que no está presupuestada. Hay cuestiones que creemos que deben ser suspendidas y convocar a una paritaria nacional. Más allá de los cargos puntuales con los que con este sistema pretende brindar estabilidad a las personas que fueron asignadas a puestos políticos, pero no son todos los casos así”.

“Lo que estamos viendo es que esa línea con ese régimen se estabiliza como si fueran planta permanente, con condición de ingreso de promoción y permanencia mucho más favorable que para el resto de la administración con un cargo ejecutivo. El régimen involucra a 3 mil personas, lo que nosotros ponemos en suspenso es la parte que decía que a partir del 1° de enero iban a cobrar muchísimo más. Entendemos que en esos casos hay personas que vienen de carrera, pero hay muchas otras que entraron recientemente, que algunos de esos puestos son de decisión política y tienen que ser designados por la nuevas autoridades. Además encontramos unos cuentos con incompatibilidad flagrante en ejercicio del puesto, porque ocupan cargos en directorios de empresas privadas”, afirmó Castellani respecto de las irregularidades que implica este régimen. 

Dignificar y poner en valor el trabajo público es una cuestión elemental para salir adelante, no hay manera que la sociedad piense que el Estado es un problema, cuando es la solución siempre”, cerró Castellani

Pasó en Caput #LaRectaFinal