Compartir

“El barco sigue por el mismo rumbo, y advertimos que tenemos cuatro meses de margen para sortear un crack como el del 2001”, aseguró el presidente de la Asociación de Empresarios Nacionales, Leo Bilanski. Explicó que “si tomamos las medidas adecuadas ahora ya para reactivar el mercado interno y la industria nacional, llevando estabilidad  y certidumbre a la economía de todos los argentinos. Es lo que nos importa nosotros”.

Somos 45 millones de argentinos viendo cómo se dirimen los intereses de un grupo reducido de inversores extranjeros, especuladores y bancos, que nada tienen que ver con nuestra realidad. No conozco gente que tenga una Leliq, estamos hablando del riesgo país cuando en la calle hay una recesión galopante, sobretodo en los alimentos”, expresó Bilanski sobre la actual situación económica. “Nosotros tenemos cortada la cadena de pagos y no podemos desarrollar nuestra actividad. Las dos medidas de fondo que tiene que tomar el gobierno es aumentar los salarios al punto de equilibrio de lo perdido por la inflación en estos tres años y medio; y congelar los precios desregulados. Necesitamos que la gente se haga de poder adquisitivo para encontrar una situación de tranquilidad y de administración de su economía doméstica”, explicó sobre los pasos a seguir que consideran pertinentes para mejorar la economía.

Sobre el cambio de ministro de Hacienda, Bilanski aseguró: “Macri no lo comprende, cambia los ministros pero sostiene las políticas. No son los payasos el problema, sino que el circo que está haciendo las cosas mal. Tiene que cambiar el rumbo de la economía, el mercado le responderá en los próximos días”. 

Los empresarios que tienen precios regulados son los primeros que salen a los medios a hablar. Nosotros compramos acero a un solo proveedor, que es Techint, a un 30 por ciento más caro que precio internacional, lo mismo pasa con Aluar y el aluminio. La harina se dolarizó y se disparó la semana pasada. Por supuesto que los empresarios de esos sectores van a alzar la voz porque no se van a hacer cargo de una renta extraordinaria que le da devaluación, pero acá estamos hablando de sobrevivir. Lo siento si estos empresarios no tienen la sensibilidad  social para darse cuenta que la gente no llega a fin de mes. Han ganado mucho en estos años y llega el momento de poner un poquito en pos del bienestar de los argentinos”, cerró Bilanski.

Pasó en Caput #LaRectaFinal