El padre Paco Olveira señaló que «no se puede ser neutrales mientras los procesos nacionales y populares son reventados, ya vemos que Cristina está prácticamente proscripta, el intento de golpe de Estado a Lula y Perú que se está desangrando». A su vez, recalcó que «hay tres curas amenazados de muerte en Perú por oponerse a Dina Boluarte y esa banda que está asesinando a su pueblo».

Darta Mercedes Blinx entrevistó al padre Paco Olveira, referente de los Curas con Opción por los Pobres, en Radio Caput. Dialogaron acerca de religión, del cambio social, los movimientos populares y de la importancia de las convicciones.

Paco subrayó que «fuimos críticos del macrismo, el neoliberalismo no le hace bien a nadie, queremos acompañar las luchas del pueblo. Tenemos banderas que no vamos a bajar, como la injusta detención de Milagro Sala, estuvimos en el acampe para apoyar su reclamo y en la huelga de hambre que hizo. Prefiero poner el cuerpo a sólo palabras». 

Asimismo,se refirió a los 30.000 detenidos desaparecidos, señaló que «ellos sabían que se jugaban la vida, pero siguieron luchando por una patria más justa, pese a que sabían al peligro al que se exponían». En ese sentido, relató una experiencia significativa para él: «Cuando le lavé los pies en la ronda de las madres a Hebe de Bonafini y a otras madres».

Sobre el que dirán y el desenlace de la vida de Jesús, manifestó que «dicen, te estas metiendo en política pero cuando no hablas de lo que pasa también haces política. Igualmente, cuando pones el dedo en la llaga estas haciendo política». Y agregó que «un cristiano es quien intenta seguir a alguien que quitaron del medio porque molestaba, denunciando injusticias».

Sobre el evangelio Olveira resaltó que «si Jesús tenía algún enemigo era el dios dinero y sus detentadores. El milagro de Jesús es que si uno pone el corazón en el evangelio, no lo pone en el dinero. No se puede servir a dos amos, es dios o el dinero».

Sobre el movimiento de Opción por los Pobres que lidera, señaló que “somos un grupito marginal dentro de la iglesia. El centro del evangelio son los pobres, somos herederos de los Sacerdotes del Tercer Mundo. Aún quedan algunos, como Domingo Bresci, que sigue con sus 80 y pico en la lucha diaria».

Por último, el padre Paco reflexionó: «Todos podemos ver que la injusticia es obra de los hombres, no un designio divino. Nos gustaría que dios la impidiera pero creo que dios estaba, por ejemplo, debajo de los escombros de la AMIA. Dios es quien escucha el dolor de un pueblo y le da fuerzas para liberarse», concluyó.

Pasó en Roto y Descosido. Pasó en Caput.