En el día de ayer, 17 de agosto, se llevó a cabo una importante movilización sindical en el centro porteño. El acto contó con la palabra de sus convocantes, la cúpula de la CGT y la CTA, quienes se refirieron a la disputa con quienes especulan con el precio del dólar y los bienes básicos; y llamaron al gobierno a buscar la mejor forma para recomponer los salarios. «Los tres pedidos centrales son paritarias libres, que aquellos que no llegan a fin de mes puedan ser resarcidos con un bono y universalizar las asignaciones familiares» sostuvo Pablo Moyano.

Radio Caput contó con la cobertura especial de Elizabet Vega Gron en el lugar de los hechos, recorriendo las calles que unen la 9 de Julio y el Congreso de la Nación junto a las y los trabajadores. 

Carlos Acuña y Héctor Daer, por la CGT afirmaron que están «abiertos a cualquier diálogo con el Ejecutivo» para buscar una suba salarial a través de un bono o suma fija. Además, Pablo Moyano recalcó al Gobierno que si decide «enfrentar a los poderosos», el movimiento obrero los va a «acompañar». 

Carlos Acuña, afirmó que la movilización fue para «comunicarle al Gobierno que todos los gremios estamos de acuerdo que primero está la patria, después el movimiento y luego los hombres»

El cotitular de la CGT, Héctor Daer, insistió en la defensa de la paritaria como herramienta para contrarrestar la dinámica de los precios. «Nosotros seguimos reivindicando la paritaria como mecanismo sectorial», afirmó. Y en conferencia de prensa, al ser preguntado por Radio Caput sobre si sólo con las paritarias alcanza o es necesaria una recomposición por decreto, Daer aclaró que «ahora, hay sectores que están postergados y nosotros estamos abiertos a cualquier mesa de diálogo que convoque el Poder Ejecutivo para resolver un auxilio a esos sectores». A la vez que describió a la convocatoria como «multitudinaria» y representativa «del pueblo argentino». Hizo un reclamo generalizado «a toda la sociedad, tanto políticos como empresarios, a encontrar una salida en favor de todo el pueblo». 

El referente del gremio de Camioneros, y cosecretario de la CGT, Pablo Moyano, reiteró sus reclamos al gobierno nacional para que tome «medidas» para «enfrentar a los poderosos», los que «le sacan el plato de comida a los argentinos». En ese marco, afirmó que de tomar estas decisiones, desde el movimiento obrero van a «acompañar». 

«Le advertimos a los empresarios que si siguen remarcando y sacándole el plato de comida a la gente, volveremos a movilizar. Le decimos al Presidente que tome las medidas que tenga que tomar, que va a ser acompañado por el pueblo, que les ponga un ultimátum, porque no se la pueden llevar de arriba» destacó Pablo Moyano.

«Los tres pedidos centrales son paritarias libres, que aquellos que no llegan a fin de mes puedan ser resarcidos con un bono y universalizar las asignaciones familiares», agregó Moyano.

Por su parte, el secretario general de los trabajadores de Edificios (Suterh), Víctor Santamaría en diálogo con Radio Caput sostuvo que «fue una marcha multitudinaria y representa la voz de los trabajadores y trabajadoras argentinas. «Nos preocupa la inflación de todos los meses, el aumento de tarifas, que no se convierta en un tarifazo para los trabajadores y un beneficio para los que más tienen”.

Vanesa Siley de la Federación de Sindicatos de Trabajadores Judiciales (Fe-Sitraju) declaró que la marcha «es un reclamo en contra de los especuladores, de las empresas monopólicas de Argentina. Es necesaria esta expresión, donde los trabajadores y más humildes de la patria hacemos respetar nuestros intereses» sostuvo la dirigente.

Walter Correa secretario general del Sindicato de Obreros Curtidores (Fatica), quien en las próximas horas asumiría cómo ministro de Trabajo de la Provincia de Buenos Aires, declaró que «Nuestro gobierno tiene que saber que todo este colectivo inmenso de trabajadores está para sumarse, comprometerse, y defender la mesa de las y los argentinos»

Matías Velázquez de la Federación Gráfica Bonaerense declaró que la marcha «tiene que ser el puntapié a un plan de acción donde podamos confluir las organizaciones y el pueblo en su reclamando a los formadores de precios que no hay un pueblo dispuesto a ceder”.

Mientras que el secretario general del sindicato de docentes de la UBA (Feduba), Pablo Perazzi, señaló que “la Patria está amenazada por saqueadores, devaluadores, especuladores financieros y antipatrias. No podemos quedarnos de brazos cruzados frente a esto, tenemos que dar una pelea frontal en esta puja distributiva en la que el movimiento obrero se encuentra».

Agradecimientos:

Foto de portada Mai Zárate.

Cobertura de Elizabet Vega Gron