Compartir

Seríamos muy ingenuos si pensamos que el almuerzo es para hablar de algún fallo”, sostuvo María Laura Garrigós de Rébori, excamarista federal, luego del almuerzo entre Macri, el presidente de la Corte Suprema, Carlos Rosenkrantz, y la vicepresidenta de la Corte, Elena Highton de Nolasco, en vísperas del fallo de la Corte Suprema sobre el índice de actualización de las jubilaciones.

María Laura Garrigós, excamarista federal y expresidenta de Justicia Legítima, señaló que no es habitual que el Poder Ejecutivo se reúna con el judicial para pedirle algo respecto de algún fallo, luego del almuerzo entre Macri, Carlos Rosenkrantz, presidente de la Corte Suprema, y Elena Highton de Nolasco, vicepresidenta de la Corte, en vísperas del fallo Blanco sobre el índice de actualización de las jubilaciones.

Fabián “Pepín” Rodríguez Simón y José Torello, conocidos como operadores de Cambiemos en la justicia, fueron otros de los invitados al almuerzo, aunque finalmente no asistieron. Garrigós se refirió a esta invitación y señaló que eso es “superar los límites del protocolo porque estas personas no tienen rango para reunirse en el nivel institucional que las otras personas sí representan”.

“Seríamos muy ingenuos si pensamos que el almuerzo es para hablar de algún fallo”, advirtió la excamarista federal, y agregó que “sería dramático que se reúnan para confabular en contra de los otros miembros de la Corte, o para manejar las mayorías o las minorías”.

Pasó en Caput. #SiberiaEnCaput (Lun a Vie 12 hs).