A poco más de dos meses de su fallecimiento, el Ministerio de Cultura, La Bancaria y el Museo Malvinas recordaron al dirigente sindical y referente de la reivindicación de la soberanía argentina sobre las Islas.

El director del Museo Malvinas, Edgardo Esteban, rescató «la militancia, la lucha y la coherencia» del gremialista Andrés Castillo, fallecido el 29 de agosto último, luego del homenaje realizado ayer por el Ministerio de Cultura y la Asociación Bancaria en el que participó como expositor el ministro de Defensa, Jorge Taiana.
Castillo, sobreviviente de la ESMA e histórico dirigente y militante sindical, fue recordado por Nora Castillo, su compañera y su hijo Juan Domingo Castillo, junto a Edgardo Esteban, ex combatiente de Malvinas y Director del Museo, Jorge Taiana, Ministro de Defensa de la Nación, Sergio Palazzo, Secretario General de La Bancaria y Diputado Nacional, Fernando Aguirre, miembro del Operativo Cóndor, Alicia Milia, sobreviviente de la ESMA y compañera de militancia de Andrés, compañeros y compañeras, familiares y trabajadores de su sindicato bancario que conocieron su lucha y resistencia durante el neoliberalismo de los años 90 cuando quisieron privatizar la Caja.
El homenaje se vivió con gran emoción de parte de familiares, compañeros y amigos de Castillo, quien de muy joven, siendo empleado bancario, con otros 17 jóvenes desvió un emprendió hacia Malvinas en avión en repudio a la visita de Isabel II al dictador Juan Carlos Onganía. Luego estuvo detenido y fue torturado en la ESMA, más tarde fue un exiliado en Venezuela y España, volvió y fue secretario adjunto de La Bancaria. «Fue un gran luchador que se merecía un homenaje como este poniendo en valor lo que fue su militancia su lucha y su coherencia», subrayó Edgardo Esteban.
En tanto Taiana destacó que Andrés Castillo «siempre estuvo del mismo lado, con los mismos sueños y el mismo empuje, eso en sí mismo merece homenajearse» y vinculó la trayectoria del integrante del Operativo Cóndor con el próximo 50 aniversario del 17 de noviembre de 1972, fecha en que Perón pudo regresar al país tras casi 18 años de exilio, jornada que el peronismo recuerda como ‘el día del militante’.
«El Operativo Cóndor tuvo dos o tres consecuencias muy importantes: la primera, poner la reivindicación de Malvinas, hasta ese momento oscilante, en un lugar muy destacado del cual creo que ya no se retrocedió más; y el punto dos fue que desnudó el régimen de Onganía, que decía que era patriótico y que iba a defender el interés nacional pero al día siguiente estaba tratando como delincuentes a los que ejemplificaban defendiendo la soberanía, y de hecho los encarceló», subrayó Taiana.
Andrés Castillo murió el 29 de agosto pasado, a los 79 años, tras una larga trayectoria en el ámbito político y sindical que comenzó con su adhesión al peronismo siendo un adolescente y siguió con su incorporación al Operativo Cóndor que comandó su amigo Dardo Cabo, quien en enero de 1977 sería asesinado por la dictadura iniciada con el golpe del 24 de marzo de 1976.Castillo, que siendo menor de edad ingresó a la estatal Caja Nacional de Ahorro y Seguro, fue delegado sindical en su lugar de trabajo desde muy joven, para muchos años después participar de la conducción del gremio: primero, en 2014, como secretario adjunto alterno y a partir de 2018 ya como secretario adjunto.

 

 

Palabras del diputado Sergio Palazzo en el homenaje: