La activista e integrante de Asamblea Feminista Plurinacional de Chile, Verónica Ávila, manifestó la alegría por el triunfo del apruebo y la importancia de conseguir cupos para que los movimientos sociales integren la Convención Constituyente.

La militante feminista afirmó que están muy contentas por el triunfo con casi el 80 por ciento de los votos para el «Apruebo» en Chile, que abre el camino para reformar la constitución elaborada por el gobierno de Pinochet. Verónica también se mostró esperanzada sobre la posibilidad que las compañeras feministas entren a la Convención Constitucional, y destacó que «finalmente le ponemos la lápida a la constitución del tirano que durante tantos años precarizó la vida tanto de hombres y mujeres y las disidencias de género».

En diálogo con Florencia Rey, Nelly Minyersky y Andrea Cuellar Camarena, Verónica afirmó que se presentó un proyecto de ley para que se flexibilicen los requisitos para ser convencionalista, ya que es el mismo mecanismo de elección a diputados y eso perjudica a las personas de movimientos sociales por su falta de infraestructura.

También expresó que «desde la asamblea feminista estamos intentando negociar con las directivas de los partidos políticos» y conversando directamente con los presidentes con el objetivo de que los mismos partidos dejen cupos disponibles para integrantes de los movimientos sociales.

Además, Ävila aseguró que será difícil, porque «hay poco tiempo, las candidaturas tienen que inscribirse hasta el 11 de enero» y remarcó que la paridad conseguida para esa asamblea es importante pero «necesitamos que lleguen feministas».

Finalmente, la activista remarcó que «el pueblo está muy feliz porque ganamos por paliza» en una elección con una alta participación. Y además, Ávila destacó que el resultado de los comicios significa que no quieren más la constitución de Pinochet pero también «que no legitimamos este gobierno, le decimos a Piñera que no lo queremos«.

Pasó en Caput #SomosNosotras