La diputada nacional del Frente de Todos, Vanesa Siley, se refirió en diálogo con Fernando Alonso a la ley de Teletrabajo recientemente aprobada en el Congreso, cuya autoridad de aplicación será el Ministerio de Trabajo, Empleo y Seguridad Social de la Nación, y entrará en vigencia 90 días después de que el Gobierno nacional declare el fin de la cuarentena.

La diputada nacional Vanesa Siley explicó que «el Teletrabajo es una modalidad laboral que ya existía» antes de la pandemia. «Desde el año 2002 se está discutiendo en el Congreso y revive con la llegada masiva del teletrabajo con el aislamiento social, preventivo y obligatorio. Por eso la regulación que establecimos es post pandemia, porque entendemos que esta modalidad se va a mantener», señaló.

Siley sostuvo que «es obligación del empleador el aporte del capital: la oficina, la luz y los equipos. No puede ser algo que se le transfiere como un costo a la persona que trabaja. Si no, lo que hay es una transferencia de riqueza del que menos tiene al que mas tiene. A su vez, remarcó que «la persona debería poder desconectarse terminada su jornada laboral y deben ser compatibles las tareas de cuidado con las tareas del trabajo. No estamos hablando de trabajo freelance como mencionó Pergolini», aclaró, «sino del trabajo en relación de dependencia».

La legisladora afirmó que «la reversibilidad también estuvo mal explicada. En un marco de normalidad, si se trabaja de modo presencial, y el empleador propone hacer teletrabajo, y luego de un año se modifica la situación por tener un hijo o por una mudanza o un casamiento o lo que sea que modifique la dinámica de la vida, se tiene el derecho de solicitar volver al puesto presencial», detalló.

«Impulsamos el debate en la Cámara de Diputados, sintetizando 20 proyectos de ley que había presentados, vinieron a exponer los empresarios y fueron parte de esto. El proyecto borrador iba cambiando a medida que escuchábamos al sector sindical, al sector profesional y al empresariado».

«Hay que ser sinceros con este tema: a veces para los empresarios la mejor regulación es la que no existe. Consideran que el trabajo es un costo, y esto es una zoncera. Cuanto más derechos y leyes laborales protectoras hubo en Argentina, más trabajo hubo. Y fue entre el 2003 y el 2015. No quiero hablar de Juan Domingo Perón, sino de ahora, de la historia reciente. La desocupación llegó a ser de un 6 por ciento en el período en el que mejores leyes se sancionaron. Estoy hablando de Néstor y de Cristina Fernández de Kirchner», subrayó.

Hacerle creer a la gente que sus representantes son estúpidos, decirle eso a la sociedad lleva a un lugar de sin sabor, de decepción de la política, y eso me parece muy preocupante. El relato que se hizo no obedece a la realidad, el mundo es muy diferente, porque la ley de teletrabajo existe en muchos países del mundo y la nuestra se trabajó con mucha seriedad», concluyó.

Pasó en Caput #ReportaCaput