La diputada nacional por el Frente de Todos, Fernanda Vallejos, se refirió al proyecto para aplicar un impuesto a las grandes fortunas y adelantó cómo ve su tratamiento en el Congreso. Aseguró que existe “un enorme consenso popular en torno a la medida” y confió en que «varios sectores de la oposición van a acompañar”.

La presidenta de la comisión de finanzas de la Cámara de diputados y una de las impulsoras del impuesto a las grandes fortunas, la diputada Fernanda Vallejos, manifestó tener “expectativas positivas” respecto a la concreción del proyecto. “Ha habido un amplio debate nacional en torno al tema desde que el presidente lo puso en agenda. Y a lo largo de este tiempo ha quedado claro el enorme consenso popular que existe en torno a la medida. Es una de las ideas que la gente con mayor expectativa está esperando que se plasme efectivamente en una ley y pueda ser parte de los elementos que contribuyan a paliar una realidad que es enormemente crítica y en la que necesitamos el aporte de todos aquellos que pueden aportar. Y en este caso estamos hablando de un pequeño universo de personas que son las que se encuentran en una posición más privilegiada entre todos los argentinos”.

Respecto a la posibilidad de que se efectúe por única vez o se pueda avanzar en que sea de forma permanente, Vallejos consideró que “en Argentina, a diferencia de otros países de América Latina existe un impuesto que grava de manera regular la riqueza, que es el impuesto a los bienes personales. No sé si se trata de implementar un impuesto de estas características de manera permanente o si en realidad se trataría de discutir en todo caso la estructura y las escalas de un impuesto que ya tenemos dentro de nuestra matriz tributaria. Habría que discutir entonces si aquellos que se ubican en los tramos superiores de ingresos de bienes personales, que son al fin de cuentas los que van a ser gravados por este tributo extraordinario, deberían en todo caso pagar alícuotas más elevadas”.

La diputada del Frente de Todos remarcó que «hay un problema, el más importante que tenemos, que es la evasión. El 80 por ciento de la riqueza de los sectores más ricos está fuera del país. Pero cuando vamos a cotejar los datos que arroja el INDEC con lo que surge de las declaraciones juradas de AFIP, lo que encontramos es que de la totalidad de la riqueza que registra la contabilidad nacional como fugada, menos de un tercio está declarado. Entonces me parece que el problema más importante que tenemos es no cuánto se tributa, aunque tiene que ser mucho más progresivo de lo que es, sino los que no tributan”.

“Los que tienen sus riquezas exteriorizadas fuera de la Argentina son justamente los contribuyentes con mayor capacidad contributiva”, señaló.

En relación a las expectativas de concreción del proyecto en el Congreso, Vallejos se mostró optimista: «creo que los sectores que nos han venido acompañando hasta ahora seguramente van a tener buena predisposición para acompañar también esta iniciativa. Es un tributo de carácter excepcional en una situación que es muy excepcional también, que golpea no sólo a la Argentina. Son iniciativas que se están discutiendo en otros países del mundo, que en otros momentos críticos de la historia de la humanidad se han utilizado. Por ejemplo los casos de la Primera y Segunda Guerra Mundial, donde los países desarrollados instrumentaron tributos extraordinarios frente a la crisis que planteaba en aquel momento la experiencia bélica», explicó.

«Y además es muy justo, en un momento donde todos los argentinos necesitan enormemente del apoyo del Estado, y no solamente las personas físicas, sino también las empresas, nuestras pymes, que venían haciendo malabares durante cuatro años de macrismo y ahora se encuentran con una situación económica muy crítica, y también necesitan el apoyo del Estado. Y por supuesto, el Estado debe tener los recursos para llevar adelante las medidas extraordinarias que hacen falta, para responder a la enorme multiplicidad de necesidades que hoy existen. Y los recursos tienen que construirse en una perspectiva progresiva, donde justamente los que tienen más, y tienen más capacidad para aportar, tienen que ser los que efectivamente más aporten».

«Yo creo que va a haber varios sectores de la oposición que nos van a acompañar», confió.

Por otra parte, respecto al tema de la deuda, sostuvo que “la propuesta que la Argentina hace de reestructuración y la oferta que pone sobre la mesa de los acreedores privados implica un período de gracia muy importante con suspensión de pagos. Está claro que la Argentina, más allá de la voluntad, no tiene la capacidad para hacer frente a unos compromisos que, recordemos, los tomó otro gobierno. Y los funcionarios que participaron en esa toma de decisiones, tienen responsabilidades personales por las que deberían responder ante la Justicia. Ese es otro capítulo de la deuda, más allá de la reestructuración”, finalizó.

Pasó en Caput #VosSabesQueSí