La secretaria de Ciencia, Tecnología y Políticas Educativas de La Matanza, Silvina Gvirtz, planteó que para eliminar las desigualdades sociales “la lucha tiene que ser por una escuela más justa”.

La secretaria de Ciencia, Tecnología y Políticas Educativas de La Matanza, Silvina Gvirtz, dijo que la problemática principal del sistema educativo es la “injusticia” que generan las diferencias entre las instituciones “muy bien equipadas para ricos y en malas condiciones para los más pobres”. Por ese motivo remarcó que hoy “la lucha tiene que ser por una escuela más justa”, y que para construir una mejor realidad educativa “hay que evaluar las políticas educativas de los gobiernos”.

En comunicación con Larry Levy y Luis Franc, sostuvo que si bien “la escuela reproduce las desigualdades de origen”, con la llegada del peronismo y posteriormente con las políticas de Néstor y Cristina Kirchner “se hizo una excepción increíble”. Además, puntualizó que si durante los cuatro años de gobierno de Mauricio Macri se hubiese continuado con el programa Conectar Igualdad “hubiésemos tenido una brecha educativa mucho menor”. 

Asimismo, la ex ministra de Educación de la Provincia de Buenos Aires aseguró que “la educación es política”, ya que de las decisiones que toman las y los dirigentes repercuten en las aulas. “Si no damos libros generamos injusticia”, resaltó Gvirtz ya que el acceso a la lectura se reduce sólo a los más pudientes, pero “la culpa termina siendo de los docentes”. 

Por otro lado, Gvirtz se refirió a las declaraciones discriminatorias que hizo la ministra porteña Soledad Acuña al señalar a los docentes por «hacer política» en las aulas y convocar a los padres a denunciarlos, además de calificarlos como «fracasados».

Gvirtz dijo que la funcionaria en esa charla buscó “adoctrinar y hacer ideología”, ya que no presentó ninguna evidencia empírica y “hablar sin evidencia es adoctrinar”. También consideró que las palabras de la ministra “apela a quienes quieren la desigualdad”, a pesar de que no lo digan abiertamente como lo hizo Acuña.

Pasó en Caput #NosotrosLosOtros