La secretaria general de Ademys, Mariana Scayola, afirmó que el protocolo que plantea el gobierno de la Ciudad de Buenos Aires “es impracticable” y no refleja la realidad de las escuelas públicas.

Mariana Scayola señaló que el discurso de Horacio Rodríguez Larreta y Soledad Acuña sobre la vuelta a las clases presenciales a partir del 17 de febrero “no se condice con la realidad de las escuelas”. Asimismo, aclaró que “nadie está discutiendo que las clases presenciales son importantes”, sino que el problema sigue siendo “las condiciones en las que se pretende volver”.

En comunicación con Fernando Alonso, la secretaria general de la asociación docente remarcó que, a pesar de la efervescencia de algunos dirigentes por la presencialidad, “no se ha hecho nada para garantizar la infraestructura necesaria” de las escuelas, y agregó que el protocolo “es impracticable”, ya que no hay condiciones de ventilación, tampoco sanitarias para afrontar las burbujas que propone el gobierno porteño.

Por último, detalló que las dimensiones de las aulas no permiten que asistan treinta alumnos y alumnas conservando un metro y medio de distanciamiento, como propuso la ministra de Educación, por lo que “no queda otra que armar un esquema rotativo”. En consonancia, explicó que si bien las y los trabajadores están haciendo lo posible para cumplir con los estipulado, Scayola aseguró que “no alcanza” y que el estado deplorable de las instituciones públicas es “inocultable”.

Pasó en Caput #ReportaCaput