Compartir

Leandro Santoro,legislador porteño por Unidad Ciudadana, aseguró que “Carrió tiene razón” cuando dice que “ella es quien conduce a los radicales”. Además, afirmó que “pasó el tiempo y se dieron cuenta -refiriéndose a la UCR- que Macri le tiró dos ministerios absolutamente periféricos”.

Santoro aseguró que Carrió está en lo cierto cuando afirma que es ella quien maneja a los radicales, y que estos hacen lo que les ordenen. El legislador de origen radical sostuvo que “es así de patético, pero Carrió y Macri manejan a la UCR y Carrió les determina los tiempos y las estrategias desde afuera”. También se refirió a los radicales y dijo que “no tienen la dignidad ni el coraje para enfrentarla y decirle lo que piensan”.

En diálogo con Juan Martín Ramos Padilla y Javier Corcuera, el legislador por Unidad Ciudadana aseguró que “hay más radicales en el kirchnerismo que en el radicalismo oficial: de eso que no quepa ninguna duda”, cuando se refirió a su salida de la UCR. También se refirió a la situación actual del radicalismo con respecto al gobierno y señaló que “pasó el tiempo y se dieron cuenta que Macri le tiró dos ministerios absolutamente periféricos y marginales y que encima no tienen capacidad para cogobernar”.

Además, también explicó que en “los últimos 20 años la cosa se fue definitivamente al carajo. Parece que la capacidad de interpretar la realidad del radicalismo está muy disminuida y quedó asignada por una suerte de antiperonismo bobo, donde no pudo reconfigurar su identidad a partir de la aparición de un peronismo de izquierda y pasó a militar a una suerte de la derecha conservadora para asegurar parte de su identidad”.

Santoro explicó también los cortes que hubo en el radicalismo y que afectaron a su identidad, y consideró que “la derrota de Alfonsín en el 89 fue el primero, porque había un sector conservador que le pedía -por Alfonsín- que se retirase de la política y se subió a la cultura menemista. Después, el Pacto de Olivos complicó mucho las cosas. Yo soy defensor del pacto, pero nos hizo perder un sector de la clase media progresista”. Además, sostuvo que el acuerdo del 2010 entre Ricardo Alfonsín y De Narváez “terminó de abrirle la puerta a la derecha conservadora, que era lo que ellos querían que era transformarse en una suerte de partido liberal argentino y avanzar en esa dirección”. Santoro afirmó que el “único liderazgo real que tiene el radicalismo es Gerardo Morales”.

Pasó en Caput. #SiberiaEnCaput (lun a vier 13 hs).