El consejero de la Magistratura Ruperto Godoy aseguró que la decisión de removerlo de su cargo «tiene que ver con una decisión política en la que ha influido el gobierno nacional«. «Obviamente necesitan una mayoría para desplazar jueces, para nombrar y dar una señal fuerte al poder judicial de disciplinamiento«, señaló.

La semana pasada la Cámara en lo Contencioso Administrativo Federal había ratificado el fallo del juez Enrique Lavié Pico, quien dispuso que Godoy debe abandonar el Consejo de la Magistratura por no ser abogado, a pesar de que ocupa ese lugar desde 2014, cuando le tomaron juramento Ricardo Lorenzetti, Elena Highton de Nolasco y Juan Carlos Maqueda.

El senador nacional del Frente Para la Victoria, que apeló el fallo ante la Corte Suprema, afirmó que «la única exigencia» para formar parte de ese órgano «son los requisitos que se exigen para ser diputado, y para ser diputado no necesariamente hay que ser abogado».

«Imagínese que yo estoy ahí hace tres años y estamos votando decisiones, ¿que implicaría que digan que yo no estaba en condiciones de estar en el Consejo de la Magistratura? ¿qué pasa con todas las decisiones y con todos los votos que yo realicé? ¿no tienen validez?«, afirmó.

El legislador sostuvo que hay un «hostigamiento judicial» que también «hay que inscribirlo en el marco de la campaña». «Esto se ve en los editoriales de todos los domingos de La Nación y Clarín, reclamando que se acelere la justicia», sostuvo, y agregó que «hay una presión fuerte sobre el Ejecutivo y sobre el Poder Judicial por parte de los medios».

«Nosotros aspiramos a que nuestro espacio político pueda ganar las elecciones, que Cristina pueda ganar en la provincia de Buenos Aires, porque es la manera de poner un freno a todo este proceso de reformas y de avasallamiento de las instituciones que está llevando adelante el gobierno nacional», concluyó.

Pasó en Caput. #SiberiaEnCaput (lun a vie 12hs)