Raúl Godoy, diputado provincial del Frente de Izquierda y de los Trabajadores (FIT), denunció que “fue un atentado político” el disparo por la espalda que recibió el viernes durante la represión de la policía neuquina a los trabajadores de la maderera MAM, cuando reclamaban por la continuidad de sus puestos de trabajo.

“Días atrás Bullrich se reunió con los gobernadores Omar Gutiérrez y Alberto Weretilneck con órdenes precisas de reprimir la patagonia y a todo aquel que no acepte los planes que están implementando”, sentenció Godoy.

Sobre el subsecretario de seguridad Gustavo Pereira comentó: “Salió a decir que la culpa era mía porque incitaba a la violencia por estar ahí”.

Para el diputado del FIT, la represión “tiene que ver con la escalada represiva que se vive a nivel nacional”, y aseguró que el desalojo fue realizado “con premeditación, alevosía y por la espalda”. “Fue un atentado directo a mi persona porque estaba identificado como diputado y me tiraron por la espalda”, remarcó.

Pasó en Caput. #SiberiaEnCaput (lun a vie 12hs).