El embajador argentino ante la Organización de los Estados Americanos habló del rol que debe adoptar la región frente a los avances del neoliberalismo en el continente y dijo que en el organismo los gobiernos populares son minoría.

Carlos Raimundi afirmó que no es sencillo estar como representante en el organismo internacional porque «en este momento la OEA tiene un secretario general muy alineado con los intereses de Estados Unidos«.

En diálogo con Adriana Prado, sostuvo que mientras nuestro país tuvo gobiernos populares mantuvo su autonomía pero con los gobiernos neoliberales de los últimos tiempos «nos hace estar muy en minoría«.

En ese sentido, el embajador agregó que «prefiero estar representando un gobierno nacional y popular, pero se siente mucho que estamos en minoría«.

Sobre las políticas que deben adoptar los estados, Raimundi consideró que «tenemos que mirar las cosas desde las personas que sufren«, no desde la superestructura de una élite «porque se pierde la perspectiva del terreno«.

Además, expresó que «debe haber una perspectiva de género, una perspectiva de una nueva relación entre la sociedad y el medioambiente» y la libre determinación de los pueblos. También remarcó la necesidad de «que no estemos sometidos ni a injerencias, amenazas militares o intervenciones económicas de endeudamiento«.

Raimundi explicó que «las democracias tal cual están son mucho más permeables al poder económico que a la voluntad popular«, y añadió que «los pueblos no votan crisis», y que «las democracias son impotentes de representar la voluntad popular«.

Por último advirtió que «tenemos que tener cuidado al hacer alianzas», y puso como ejemplo los casos de Lenín Moreno en Ecuador y el del vicepresidente de Dilma Roussef en Brasil. Sostuvo que es peligroso cuando «se combinan el poder financiero, mediático, judicial y una red de espionaje internacional».

Pasó en Caput #VocesyContexto