El presidente de Industriales Pymes Argentinos, Daniel Rosato, describió la delicada situación que atraviesa el sector de producción a mediana y pequeña escala: «La cuarentena es preocupante porque está pegando incluso en las industrias que están produciendo, porque no están pudiendo abastecerse» de las industrias que no lo hacen. «Es un efecto dominó».

Rosato mostró su preocupación y afirmó que “las pymes vamos a tener que hacer un esfuerzo muy grande, vamos a tener que pagar los sueldos sin producir. Necesitamos que los bancos y las eléctricas sean solidarios y se pongan a disposición del país como vamos a hacer nosotros”.

“El problema es que venimos de un parate del año pasado donde las pymes entraron en situación de crisis. Con este nuevo gobierno habíamos encontrado una mayor previsibilidad a futuro, considerábamos que se iba a recomponer todo poco a poco y apareció esta pandemia”, explicó el presidente de Industriales Pymes Argentinos sobre el panorama de las pymes en la cuarentena. “Han tomado medidas muy importantes ante el sector pyme; no es la solución pero es una ayuda importante”, remarcó.

Asimismo, Rosato expresó que “la cuarentena es preocupante porque está pegando incluso en las industrias que están produciendo, porque no están pudiendo abastecerse de las industrias que no lo están haciendo. Es un efecto dominó”. “Hay dos problemas, uno es la pandemia, que el gobierno está llevando con mucha conciencia y responsabilidad, el otro es la economía. Se está dando que no tenemos ni transportes, y se está generando un problema de abastecimiento”, explicó sobre el impacto de la falta de producción.

Tenemos que trabajar más en conjunto con el gobierno desde el sector pymes, la cuarentena deberíamos llevarla adelante cuidando de que no se corte la cadena de abastecimiento. Deberían existir guardias en cada fábrica, con el mínimo de gente para poder seguir atendiendo las urgencias”, propuso como plan alternativo a la detención de la producción.

Respecto del rol fundamental del financiamiento bancario, Rosato afirmó: “Los bancos tienen que consensuar, hacerle caso al gobierno, ser solidarios y entender de que no podemos financiarnos al 24 por ciento. En situaciones comerciales normales a lo mejor sí, pero hoy las pymes van a vender menos porque el mercado se va a retraer muchísimo”. “Los bancos, que ganaron mucho dinero durante los últimos años jugando a la ruleta con la plata al 60 por ciento de interés, deberían prestar a una tasa mínima de gastos administrativos porque sino la industria no va a salir, y menos las que vienen arrastrando la crisis del 2019”, concluyó.

Pasó en Caput #ReportaCaput