Se lleva adelante la quinta marcha de Ni Una Menos, convocando en las plazas centrales y avenidas de las ciudades de todo el país. En la Ciudad de Buenos Aires se concentrará en la Plaza del Congreso a las 17 para movilizar hacia Plaza de Mayo. “El Estado no ha diseñado todavía un registro de femicidios de mujeres, lesbianas, travestis y trans. Hubo proyectos pero perdieron estado parlamentario”, aseguró la periodista Lucía García Itzigsohn.

El 3 de junio de 2015 se realizó la primera movilización en defensa de los derechos de la mujeres llamada Ni Una Menos. El detonante del movimiento fue el femicidio de Chiara Páez, una adolescente de 14 años asesinada por su novio, quien fue encubierto por su familia. “Muchas muertes no están presentadas como muertes violentas pero tienen su origen en algún ataque. El número nunca es exacto pero es mucho más aproximado que los registros de casos que toman estado público en los medios de comunicación”, aseguró la periodista Lucía García Itzigsohn sobre la necesidad de un registro estatal de femicidios a nivel nacional y agregó: “Ahí hay un déficit muy grave del Estado, después de cuatro años y cinco marchas seguimos esperando esos números. Deberían sistematizarse desde las situaciones de violencia anteriores a los femicidios, hay una cantidad de situaciones anteriores al asesinato que podrían ser parte de las políticas públicas de prevención”.

Sobre las declaraciones de la directora ejecutiva del Instituto Nacional de las Mujeres, Fabiana Túñez, que ubican a Mauricio Macri como el “feminista menos pensado”, García Itzigsohn destacó: “Cambiemos parece haber tomado en serio la agenda pero no ha hecho nada concreto ni sistemático para diagnosticar el problema y para dar una política pública sería ante la gravedad de la situación. En términos presupuestarios está muy claro, el año pasado hablábamos de que se destinaban 11 pesos por mujer. Este año el presupuesto fue solo un diez por ciento mayor cuando estamos hablando de una inflación semestral del 23 por ciento. En esos números ya hay una medida del interés presupuestario que el gobierno pone en estas políticas”.

Además, Itzigsohn enumeró las políticas del gobierno anterior que fueron desarticuladas por Cambiemos: “Se han desarticulado programas como el Ellas Hacen, que asistía a mujeres víctimas de violencia en los barrios, generando un ingreso y una capacitación laboral para que pudieran dar el portazo e irse del hogar que comparten con el violento. No podemos separar la situación económica en los casos de violencia hacia las mujeres, travestis y trans. Se trata de no tener el margen para la autonomía económica”. “La decisión del límite a la moratoria para la jubilación de amas de casa va en el mismo sentido”, aseguró, y agregó: “Mujeres mayores que decidían romper con vínculos históricos de violencia, no lo van a poder hacer. Además de lo que sucede en momentos de crisis: la feminización de la pobreza, las que más padecemos el empobrecimiento de recursos y de tiempo, las que menos tiempo tenemos disponibles porque tenemos que hacer más tareas de las que hacíamos antes. Y en el caso de las travestis y trans es incluso peor la situación”.

Respecto de la consigna «libres y desendeudadas», la periodista mencionó: “Los feminismos también están enfocando su perspectiva en la política y creo que están leyendo que no todos los proyecto políticos defienden los derechos de las mujeres y la diversidad. Los feminismos son una perspectiva política, que debe ser crítica y hacerse cargo de pensar todos los temas que atraviesan la sociedad, proponer salidas y soluciones que nos incluyan y que podamos protagonizar las mujeres lesbiana travestis y trans. Yo creo que si se es profundamente feminista, desde la perspectiva de lo popular no se puede ser macrista”.

Paso en Caput #LaRectaFinal