El médico de Milagro Sala, Jorge Rachid,  explicó que «entró con una lipotimia muy fuerte» y detalló que la asistencia tardó «mucho tiempo porque ella está aislada a 30 kilómetros de San Salvador de Jujuy. Si fuese otro cuadro, Milagro estaría muerta”. Rachid explicó que decidieron intimar al juez Llermanos e incluso le escribieron una carta a Ricardo Lorenzetti.

«Entró con una lipotimia muy fuerte, estuvieron evaluando la posibilidad de entubarla, pero por suerte recuperó el conocimiento. Tardaron mucho tiempo porque ella está aislada a 30 kilómetros de San Salvador de Jujuy. Si fuese otro cuadro, Milagro estaría muerta”, explicó uno de los integrantes del equipo médico, Jorge Rachid, en diálogo con Radio Caput.

UNA CÁRCEL A DOMICILIO

Rachid fue tajante: “Milagro está en una cárcel, prácticamente en un campo de concentración privado. En una vivienda, que no es una vivienda porque fue construida por la Tupac Amaru para hacer un centro de tratamiento de adicciones a 30 km de San Salvador de Jujuy, rodeada de perros de la policía provincial, con una muralla de tres metros y 17 cámaras que apuntan adentro del predio, iluminación permanente y alambre de púas, y con un escuadrón de gendarmería que duerme ahí, que tiene oficinas ahí y que no deja entrar a nadie. Un sistema que no tiene ningún preso en Argentina, ni a los homicidas más renombrados, ni a los múltiples asesinos de lesa humanidad”, relató.

Después de que la líder de la Tupac Amaru fuese internada y el Comité por la Libertad de Milagro Sala informase que se encuentra estable, Hebe de Bonafini y Daniel Catalano convocaron desde el programa Hebe en Caput a todos a movilizar para acompañar a Milagro Sala, y exigir que se reciba a la familia en el Hospital Soria. Rachid contó que decidieron “intimar al juez Llermanos: Le dijimos que la vida de Milagro Sala está en sus manos”.

EL RECLAMO POR LA SALUD DE MILAGRO LLEGÓ A LA CORTE

“Esto llegó a una situación límite y originó que le escribiera una carta a Ricardo Lorenzetti (presidente de la Corte Suprema de Justicia de La Nación) haciéndolo responsable de la vida y la muerte  de nuestras compañeras”, explicó Rachid en Radio Caput.

El médico recordó que la situación de la líder de la Tupac Amaru es “de una violencia inaudita en un marco democrático. Es una situación de violencia política y de odio racial que no tiene parangón en la historia de nuestro país”.

Pasó en Caput. #SiberiaEnCaput (Lun a Vie 13 hs).