La directora de Niñez y Género de la Defensoría del Pueblo de la Ciudad de Buenos Aires, Co-Presidenta de la Asamblea Permanente por los Derechos Humanos, María Elena Naddeo, se refirió a las problemáticas de género en el contexto de aislamiento, y sostuvo que «los femicidios se pueden considerar la segunda pandemia, junto con la violencia institucional. Hay un asesinato cada 30 horas y alrededor de 275 femicidios por año», señaló.

La directora de Niñez y Género de la Defensoría del Pueblo de la Ciudad de Buenos Aires, María Elena Naddeo, afirmó que «los femicidios constituyen uno de los problemas más graves en la agenda política y social de la Argentina y del mundo. Los podemos considerar una estadística del terror. La pandemia ha desnudado las relaciones de desigualdad social», indicó, y subrayó que «los femicidios se pueden considerar como la segunda pandemia, junto con la violencia institucional».

«Desde hace diez años que se han empezado a tomar los datos estadísticos, y los datos no retroceden: hay un asesinato cada 30 horas y alrededor de 275 femicidios por año». 

Naddeo remarcó que se necesitan «más políticas públicas para las mujeres, más programas de acompañamiento y de asignación económica directa, que les permitan tener una vida autónoma. Esta es la madre de todas las batallas. El Ministerio de las Mujeres acompañó esta emergencia con mucha iniciativa», destacó.

A su vez, señaló que «para la prevención y erradicación de las distintas formas de violencias hacia las mujeres, cuyo aspecto terminal es el femicidio, las campañas existentes no han tenido un resultado eficaz. Hay que hacer un análisis de cuáles son los mensajes a trabajar. Es necesario incorporar la Educación Sexual Integral. Esto incluye la igualdad entre los géneros y el cuidado y el respeto de los cuerpos propios, de los otros y otras. La ESI es desmontar la cultura patriarcal. Tenemos que educar para la libertad», concluyó. 

Pasó en Caput #YendoDeLaCamaAlLiving