El funcionario del Ministerio de Desarrollo de la Comunidad, Juan Marino, dijo que organizaciones que participan en la toma de Guernica impidieron el trabajo de organismos estatales en el predio.

Juan Marino contó que el domingo el gobierno provincial realizó un despliegue con 150 trabajadores y trabajadoras de la mesa interministerial que llevaban insumos y alimentos tras el temporal y «un grupo de organizaciones nos impidió violentamente que podamos asistir a las familias».

En diálogo con Fernando Alonso, Marino explicó que el estado busca una solución pacífica a la toma «distinta a un desalojo forzoso», y por eso se sostiene «una mesa de diálogo con organizaciones y con delegados de la toma para buscar acuerdos».

El funcionario explicó que «algunas organizaciones rechazan la política del gobierno de la provincia» y aseguró que «no entienden que tenemos una situación muy complicada porque el juez estableció el 1 de octubre como fecha del desalojo«.

Además, Marino dijo que la propuesta del gobierno bonaerense es que las personas se retiren voluntariamente e ingresen a un plan de asistencia en el que buscarán «soluciones habitacionales definitivas».

Por último Juan Marino sostuvo que «tenemos que trabajar para evitar la represión y la criminalización» de las personas que por necesidad realizan este tipo de tomas y que la propuesta del gobierno es «una solución pacífica».

Pasó en Caput #ReportaCaput