La coordinadora del grupo de trabajo Feminismos y Justicia Penal del Instituto de Estudios Comparados del INECIP, Ileana Arduino, dijo que la respuesta de la Justicia frente a las denuncias de violencia machista «no puede estar centrada en la sanción».

Ileana Arduino remarcó la necesidad de una Reforma Judicial de fondo para abarcar las problemáticas sociales. La abogada señaló que a pesar de que los casos de violencia de género y de femicidios están tomando importancia en el ámbito social aún «en el Poder Judicial siguen estando demorados».

En comunicación con Nelly Minyersky, Florencia Rey y Andrea Cuellar Camarena, la abogada destacó que la respuesta «deficiente» del Poder Judicial no abarca la prevención en las problemáticas de violencia machista. Además, sostuvo que «la respuesta no puede estar centrada en la sanción» del denunciado, y consideró «el castigo es un modelo profundamente desresponsabilizador».

Además, consideró que en las instancias judiciales «debería primar la escucha, el reconocimiento y la reparación«, y resaltó que creer que neutralizando la problemática se eliminarán las dinámicas violentas en las relaciones humanas «nos pone en desprotección».

Por último, aseguró que generar un acompañamiento con los agresores «es también un compromiso preventivo con la víctima». Arduino explicó que la justicia restaurativa «apuesta a una relación entre reparación y responsabilidad» y considera la reparación como un punto de encuentro entre la demandas de las víctimas y «las posibilidades para que los acusados sean involucrados como parte de la solución y no solamente como objeto de castigo».

Pasó en Caput #SomosNosotras