El secretario general de la CTA, Hugo Yasky, calificó la carta de renuncia de Alicia Castro como «digna y coherente» pero llamó a resolver las discusiones evitando las fisuras que fortalezcan al enemigo, «que es muy hostil».

Hugo Yasky aseguró que dentro del movimiento nacional y popular hay una inquietud y una demanda de salir a la calle para expresar respuestas a los «ataques sistemáticos que recibe el gobierno”, ya que las movilizaciones son una característica fundamental del movimiento y de los sectores populares y con la pandemia “hay una sensación de que estamos maniatados de accionar”.

En comunicación con Edgardo Mocca, remarcó que en el contexto regional los argentinos y argentinas tenemos que sentirnos “reconfortados” por seguir peleando y haber ganado las elecciones contra el “candidato del poder local y de norte américa”. Yasky también se refirió al golpe de estado en Bolivia y dijo que estaba dirigido para que en “la región del sur todos los gobiernos estuvieran alineados detrás de Washington”.

Además, el secretario general de la CTA se refirió a la discusión generada en torno al voto de Argentina contra Venezuela que derivó en la renuncia de Alicia Castro como embajadora y calificó la carta en la que expresó su desacuerdo como “digna y coherente”. Sin embargo, Yasky llamó a resolver las contradicciones “en el marco de la unidad” porque “cualquier fisura juega a favor de ese enemigo, que es muy hostil”.

Por otra parte, afirmó que «el gobierno está tratando de aquietar las aguas”, en un contexto en el que las grandes empresas están tratando de generar un “estampida” para generar una devaluación. Por eso, consideró que convocar al diálogo a los grandes productores es “inteligente”, porque eso generaría contradicciones entre ellos, pero subrayó que es fundamental llamar a “los actores comprometidos en la reactivación económica y en la generación de empleo” como las pymes.

Pasó en Caput #CaféMocca