El abogado laboralista Héctor Recalde remarcó que la construcción del peronismo siempre estuvo vinculada con los frentes políticos y llamó a “bancar las pequeñas diferencias” para preservar la unidad.

En el Día de las Militancias, que se celebra en homenaje al regreso al país de Juan Domingo Perón tras 17 años de proscripción y exilio, Héctor Recalde recordó que fue parte de “una especie de custodia” del General junto a la Agrupación de Abogados Peronistas. Aseguró que el clima «estaba bravo» y contó que durante la madrugada “Perón dio orden de que nos íbamos para Gaspar Campo”, mientras estuvo recluido en su habitación Hotel Internacional del Aeropuerto de Ezeiza, porque la dictadura de Alejandro Lanusse le había prohibido la entrada al país.

En comunicación con Fernando, lo recordó como un momento muy difícil, y relató que fuera del Hotel Internacional del Aeropuerto de Ezeiza “había nidos de ametralladoras que estaban apuntando contra nosotros”, por lo que el plan de trasladarse del aeropuerto quedó trunca pero luego de la peripecia, Perón logró instalarse en su casa en Vicente López.

Por otro lado, Recalde señaló que la tradición del peronismo “es frentista”. Aseguró que gracias a ese frente en el que coinciden matices diferenciados hoy Alberto Fernández y Cristina Fernández de Kirchner encabezan al gobierno nacional. “Si ignoramos eso, ignoramos la realidad”, sostuvo y remarcó que “hay que bancar las pequeñas diferencias y privilegiar la unidad”.

Por último, Héctor Recalde destacó que la vuelta de Perón tras el golpe de Estado de 1955 “fue el pre aviso del triunfo de Héctor José Cámpora”, el once de marzo de 1973. También aseguró que Perón volvió al país en ese momento con el objetivo de “pacificar y recomendar prudencia”.

Pasó en Caput #ReportaCaput