El titular de Consumidores Libres, Héctor Polino, dijo que el acuerdo negociado con el Consorcio de Exportadores de Carnes sobre una rebaja de entre el 15 y el 30 por ciento en el precio de 10 cortes de carne es una solución «intermedia».

Héctor Polino afirmó que el acuerdo anunciado por el gobierno nacional es un avance pero «no es la solución ideal al problema de la carne vacuna» sino algo intermedio entre lo que teníamos y lo que tendríamos que tener. En ese sentido, explicó que la Argentina produce la carne de acuerdo a la estructura de costos del país, con materia prima del país, y con mano de obra e impuestos nacionales.

En diálogo con Fernando Alonso, Polino agregó que aproximadamente «el 50 por ciento de la carne vacuna producida acá se exporta a distintos países del mundo», y detalló que los exportadores colocaron la carne a valores internacionales mientras que el consumidor del país no tiene ingresos en dólares. Entonces, «el precio de la carne vacuna subió de manera desproporcionada».

Además, el titular de Consumidores Libres recordó que en este contexto el año pasado distintos cortes de carne vacuna aumentaron un 63 por ciento, «muy por encima de la inflación, del salario real y de los aumentos a jubilados y pensionados».

En relación al precio de los alimentos, Polino sostuvo que el precio interno no puede ser el mismo que el internacional y afirmó que para lograr eso «o se aumenta el nivel de las retenciones o se establece un cupo máximo de exportación» de la carne vacuna. De esa manera, explicó, lo que se coloca en el mercado interno estaría en relación al nivel de compra del pueblo.

Por último, Polino detalló que el acuerdo es hasta el 31 de marzo y que es por 6.000 toneladas de carne mensuales que estarán disponibles en 1.500 puntos del país durante los fines de semana y el tercer miércoles de cada mes.

Pasó en Caput #ReportaCaput