Luis Goldín, abogado de la vicepresidenta Cristina Fernández en la causa por difamación contra Google dijo que el pedido de “per saltum” de la empresa busca “ganar tiempo” para manipular la prueba.

Luis Goldín aseguró que el pedido de la empresa Google, en el marco de la causa iniciada por Cristina Fernández por aparecer en el buscador como «ladrona de la Nación Argentina», “pone en peligro la seguridad jurídica”. El abogado aclaró que el per saltum o salto de instancia para llegar a la Corte Suprema se realiza únicamente cuando se cumplen las pautas de la ley con un criterio “excepcionalismo”, en casos donde se necesite actuar con rapidez por el peligro que supone la demora. 

En comunicación con Fernando Alonso, Goldín dijo que en el escrito presentado Google fundamenta su pedido en un supuesto “peligro para la paz social” y criticó además que la empresa líder en buscadores intenta ser juez y parte. En cambio, aseguró que la justicia alegó que no se viola ningún secreto comercial ni la intimidad de ningún usuario.

“La causa que estamos llevando adelante es para ampliar derechos y proteger la intimidad de toda la ciudadanía”, insistió Goldín. También recordó que la empresa había pedido trasladar la causa a Estados Unidos y tanto la Cámara como el juez de primera instancia “fueron sumamente contundentes” en que se debe aplicar la jurisdicción argentina «porque así lo dice la Constitución Nacional y el contrato de Google”.

Por último, Luis Goldín afirmó que “con el estricto apego a la ley y a lo que ha dicho la Corte Suprema durante más de 200 años no hay posibilidad que le acepten el salto de instancia a Google”. También aseguró que google busca ganar tiempo ya que son los únicos que tienen acceso a la plataforma y “no sabemos lo que pueden hacer con la prueba”.

Pasó en Caput #ReportaCaput