Norberto Galasso y Fabián Mettler cuentan la vida de John William Cooke en el programa Galasso de media cancha. Dirigente peronista de sólida formación revolucionaria, combatió sin tregua la burocratización del Movimiento. Fue diputado nacional en 1946 y delegado personal de Perón durante el exilio.

John William Cooke

Nace en La Plata,  el 14 de noviembre de 1919. De familia irlandesa, su padre –Juan I. Cooke-  llega a ser Ministro de Relaciones Exteriores de Farrell. John, ya recibido de abogado, oficia de secretario de su padre. Por entonces, traba relación con César Marcos, quien lo acerca al revisionismo. En 1946, resulta elegido diputado nacional; tiene una gran actuación en la Cámara, pese a su corta edad. En 1952, vuelve al llano dedicándose a la docencia.  Al tiempo, lanza la revista “De Frente”, con posiciones nacionales y de apoyo –con críticas- al peronismo. Cuando se produce el bombardeo a la Plaza, el 16 de junio de 1955, John, cubriéndose detrás de una estatua, hace fuego contra los marinos golpistas. Días después, Perón lo designa interventor del Partido Justicialista de la Capital. Consumado el golpe, integra el Comando Nacional de la Resistencia. En octubre del 55, cae preso, comenzando un largo periplo por diversas cárceles. Finalmente, en marzo de 1957, logra fugarse a Chile desde el sur. Ya oficia de delegado personal de Perón, y como potencial “heredero” del movimiento, nombrado por el mismísimo General. Permanece en Chile un tiempo, y a finales de 1957 viaja a Venezuela, por indicaciones de Perón, para conversar con Rogelio Frigerio (representante de Frondizi), de cara al pacto a celebrarse tiempo después. En 1959, apoya la huelga del frigorífico Lisandro de la Torre, enfrentándose con otros dirigentes peronistas que no están de acuerdo con la lucha obrera. Por entonces, publica el libro  “La lucha por la liberación nacional”. En 1960 viaja a Cuba con Alicia Eguren, su compañera, entablando allí  amistad con el Che. A finales de 1963, Cooke regresa a la Argentina donde publica, tiempo después, “Apuntes para la militancia”. En 1965, le manifiesta a Perón su desacuerdo con la táctica de “bendecir a todos”. Está convencido que el peronismo tiene que ser un partido obrero y revolucionario. En 1966, con motivo del golpe a Illia, publica “Informe a las bases” y al año siguiente lanza “La revolución y el peronismo”. Muere de cáncer, el 19 de septiembre de 1968.

Ilustración: Luis Schinca.

Galasso de media cancha

El programa que conducen Norberto Galasso Fabián Mettler se emite todos los domingos a las 13 por Radio Caput.

Pasó en Caput#GalassodeMediaCancha